Aldo Omar Miño reafirma su candidatura a intendente

Sáenz Peña. El candidato a intendente, Aldo Omar Miño, aseguró que el 10 de noviembre Sáenz Peña merece alinearse al proyecto de Alberto Fernández.

Siendo la hora 21 de este domingo 27 de octubre, daban a conocer los datos oficiales de las elecciones nacionales donde se reconoció por ganador a Alberto Fernandez, el nuevo presidente de los Argentinos desde el 10 de diciembre próximo.
En Presidencia Roque Sáenz Peña hablamos con Aldo Omar Miño, a quien encontramos festejando la victoria Justicialista.

“Todos los saenzpeñenses deberían sumarse a los festejos de Alberto. Porque viene a gobernar para todos. Más del 50% de los saenzpeñenses eligió a Fernández, casi un 50% de los chaqueños eligió a Coqui gobernador para que encabece el proyecto de Fernández en Chaco. Acá en Presidencia Roque Sáenz Peña, nosotros, la lista 33 somos el proyecto de Fernández para los saenzpeñenses y reafirmamos las candidaturas a intendente y concejales”, dijo.

Por otra parte mencionó que “si hay algún sector interesado en desparramar rumores que contradigan esto, significa que estamos cabalgando a degüello, sin desviarnos del camino, sin perder el objetivo que es llegar al sillón de Benitez para darle a la Ciudad Termal el presente que merece”.

Respecto a lo que se busca hacer desde la comuna menciona: “Con pavimento, veredas, iluminación, seguridad, un medioambiente cuidado y todo el esfuerzo para dar la mano compañera a los niños que en los últimos cuatro años solo recibieron un vaso de chocolate en agosto y no se les dio otra asistencia para sacarlos de su desnutrición, de su indigencia, de la calle. Nuestro ideal molesta a algunos que se benefician de este contexto de injusticia social”.

“Nosotros queremos que los niños se dediquen a jugar; los jóvenes, a estudiar, a recrearse, queremos dignificar a los trabajadores municipales. Sacarlos de la precarización y la explotación. Mimar a nuestros mayores que construyeron esta ciudad”, dijo, y agregó finalmente: “Queremos menos comedores comunitarios y más familias unidas al mediodía en la mesa, con la olla llena”.