Capitanich defendió el Decreto de OTBN y pidió que que la Legislatura “corrija lo que tenga que corregir”

Capitanich defendió el Decreto de OTBN y pidió que que la Legislatura “corrija lo que tenga que corregir”

Resistencia. En una entrevista televisiva el Gobernador Jorge Capitanich defendió la postura del Ejecutivo respecto al nuevo mapa de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de la provincia. Cuestionó los “discursos maximalistas” y remarcó que el Chaco “cuida el ambiente” pero también necesita “producir de manera sustentable”.

El 20 de septiembre pasado, el gobernador Jorge Capitanich, remitió a la Legislatura el decreto ad referéndum del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN) para su correspondiente tratamiento legislativo. El modelo de administración de bosques nativos fue presentado como uno que “garantiza el equilibrio entre desarrollo productivo y sostenibilidad ambiental”.

Sin embargo, surgieron críticas de sectores incluso enfrentados. Es el caso de las organizaciones ambientalistas, como Greenpeace, quien pidió que directamente “no se habiliten nuevas zonas para desmonte”. Y, en la vereda de enfrente, los productores forestales, quienes consideran al mapa como demasiado proteccionista, con menos zonas para el desmonte.

Sobre esta polémica, Jorge Capitanich fue entrevistado en exclusiva en CIUDAD TV. En primer lugar, afirmó que el mapa enviado por el Ejecutivo no incumple el principio de regresividad, es decir que no hay más zonas para el desmonte sino menos.

Respecto de esta cuestión y apuntando tácitamente a Greenpeace, afirmó que “las organizaciones que más atacan son las que tienen sede en Buenos Aires”. “Y la verdad que en Buenos Aires se concentra el mayor efecto invernadero en Argentina, en el 0,01 por ciento de la superficie, donde habitan el 40% de los habitantes del país. Ellos son los que nos destruyen el ambiente. Pero son los que tienen voz para defender el ambiente en otros lugares”, señaló.

También reclamó por los fondos de compensación de la Ley de Presupuestos Mínimos de Bosques Nativos que el gobierno nacional envió pero sólo en una mínima parte. “Por lo tanto lo que se estipula en la ley, no existe”, dijo.

Además, recordó que, en el Chaco, de casi 10 millones de hectáreas, dos millones son de protección ambiental, entre zonas rojas (prohibidas para el desmonte), protección de humedales en sitios Ramsar, más los parques provinciales y nacionales. “En Capital Federal, que tiene 203 kilómetros cuadrados, no tiene ni siquiera el 20 por ciento de la superficie que tiene el Chaco para la producción de oxígeno”, comparó.

“Nosotros que somos los que más protegemos el ambiente, son los de mayor desigualdad relativa porque no tenemos las cosas que tienen en otras ciudades. Entonces, lo que yo digo vamos a defender el ambiente, pero ayuden también a financiar el ambiente”, pidió.

“Algunos con posiciones maximalistas creen que esto se resuelve con una economía pastoril. Pero la verdad es que hay que producir de manera sostenible”, sostuvo Capitanich.

Finalmente, señaló que lo que se buscará con el mapa definitivo es lograr un equilibrio y un “entendimiento razonable” y que la Legislatura “corrija lo que tenga que corregir”.

Compartir
Opción de Noticias