Cipolini inauguró pavimento e iluminación en la calle 35 del barrio Puigbó

Sáenz Peña. En la noche del sábado el intendente Gerardo Cipolini junto al secretario de Gobierno, Bruno Cipolini, pusieron  a disposición de los vecinos la pavimentación de la calle 35 entre 12 y 14 del barrio Puigbó. La obra se ejecutó bajo la modalidad de pago anticipado y consta  de 100 metros de pavimento, cordón cuneta, desagües y luminaria led.

En la ocasión se contó con la presencia del presidente del Concejo Deliberante, Pedro Egea; el subsecretario de Gobierno, Juan Carlos Genero; Concejales, funcionarios y vecinos de la zona. La bendición estuvo a cargo del padre Ricardo Spuch y la pastora Liliana Martínez. En tanto que Ariel Capaldi agradeció al Intendente en nombre de los vecinos.

“Agradezco no solo por el pavimento que se hizo acá en esta cuadra, sino en toda la ciudad porque hay muchas obras nuevas y podemos transitar tranquilos, agradezco también a mis vecinos porque entre todos aportamos nuestro granito de arena y entre todos, todo se puede y todo se logra, gracias”, manifestó el vecino.

Al hacer uso de la palabra, Cipolini destacó la decisión de los vecinos por aportar al crecimiento de la ciudad.

“Más allá de que sea solo una cuadra, tiene por objeto mostrar que cuando una comunidad decide crecer, avanzar y unen voluntades, el resultado es este, un magnifico pavimento pagado por adelantado por los vecinos, por eso si bien son 100 metros tiene una magnitud tremenda en el sentido de lo simbólico. Vecinos comprometidos con el crecimiento de la ciudad que aprovechando una ordenanza que permite pagarla antes, los vecinos confiando en la palabra del Intendente han pagado por adelantado y hoy la obra es una realidad”.

Por otro lado, recordó que hace no mucho tiempo ese sector era prácticamente un monte y hoy es un barrio que enorgullece la ciudad.

“A lo largo y a lo ancho de la ciudad podemos disfrutar de una ciudad que  creció y se transformó de forma extraordinaria y creo que es en el corazón del Chaco una ciudad que nos debe llenar de orgullo porque es producto del esfuerzo de todos los vecinos que se han comprometido con el futuro de su ciudad. Este acto es símbolo de una sociedad dispuesta a  seguir creciendo y a trabajar unido a un Estado que se compromete con el futuro y el destino de sus hijos”, finalizó Cipolini.