Clases de danzas para personas con discapacidad

Sáenz Peña. Desde el área de Discapacidad, dependiente de Desarrollo Humano se brindan clases de danzas folclóricas semanales, a cargo del profesor Sergio Juárez, a más de veinte personas con capacidades especiales en el salón del SUOEM.

Desde el municipio informan que «el arte es un magnífico vehículo de expresión. Permite desarrollar la imaginación, potencia la autonomía y favorece la integración. Sus beneficios son indiscutibles y, por ello, se aprovechan para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad». Por esto, «la municipalidad considera fundamental promover las actividades que fomenten la integración y generen posibilidades de participación a personas de todas las edades y capacidades».

En este sentido, se dispone el traslado dos veces por semana de los alumnos desde sus domicilios hacia el salón para asistir a clases. Además, se incentiva la presentación de los bailarines en eventos sociales y culturales donde pueden desplegar los conocimientos adquiridos.

El proyecto espera sumar a más personas a través de clases especiales en instituciones.

«Las personas con discapacidad tienen derecho a la recreación y al aprendizaje, la participación en actividades culturales y deportivas potencian estas posibilidades. La Danza Integradora, habilita, e invita a moverse, actúa como un complemento de la rehabilitación, permite la expresión del mundo emocional», explicaron.

Por último recalcaron: «La danza se convierte en una terapia. Su gran logro es la mejora de la coordinación en las personas con alguna discapacidad. Bailar es conocer nuestro cuerpo y expresarnos con él. Ese conocimiento es vital para la mejora de su día a día, para poder realizar esas pequeñas cosas concernientes con la motricidad y también aquellas que tienen que ver con adquirir seguridad en sus relaciones sociales».