Corte Suprema falla a favor de Humberto Aiquel y le devuelve Cable Visión

Sáenz Peña. La Justicia puso punto final a un juicio de años. Eduardo Aiquel debe devolver la empresa de cable, en el estado en que se encuentra hoy. Humberto Aiquel habló con LT16 y dijo que aguarda el mandamiento para presentarse y tomar posesión.

Como consecuencia de este fallo firmado por los ministros de la CSJN, Dres Elena Highton de Nolasco, Carlos Fernando Rosenkrantz  y  Horacio Rosatti, quedo firme la sentencia de la Cámara Federal de Apelaciones de la ciudad de Resistencia, que confirma el fallo del Juzgado Federal de Primera Instancia de Resistencia,  en virtud del cual Eduardo Raúl Aiquel (asesorado en esta instancia por el afamado y prestigioso abogado el Dr. Daniel Sabsay) debe devolver a Humberto J. Aiquel la empresa de cable que le arrebatara con una medida cautelar ilegítima librada en ese entonces por el juez federal Carlos R. Skidelsky el día 13 de setiembre del año 2007.

Durante una entrevista exclusiva dada esta tarde a LT16 AM950 Humberto Aiquel explicó los alcances del fallo firmado por los ministros de la CSJN. «Esto arranca con un problema familiar. Eduardo es mi hermano menor, siempre le tuve confianza e hice cosas para cuidarlo, Cable Visión era un emprendimiento familiar, y la familia trabajó fuertemente incluso para que él tenga su Clínica, la Clínica Avenida. El trabajo siempre fue familiar, él en su consultorio y yo en la calle como abogado, defendiéndolo incluso, pero no es algo que es solo fruto de su esfuerzo», dijo para recrear el nacimiento de la situación.

Humberto durante la entrevista mencionó como detalle significativo que nunca pudo sentarse hablar como personas adultas con su hermano. «De un día para el otro no me dejaron entrar a la empresa, y puso policías a custodiarlo, policías a cargo del popular Lisboa», dijo, y remarcó: «cuando nos echó de la empresa nos mandó a cortar el cable, e incluso le mandó a cortar el cable a su propia mamá».

Más adelante mencionó: «me sacaron la empresa en 2004 pero la recupere y en el 2007 me sacan nuevamente mediante una medida hecha por un juez corrupto como Skidelsky, y en 2014 gane el juicio. Me aguante mucho, demasiadas cosas, pero siempre me defendí desde los escritos judiciales, en los estrados. El falló dice que me tienen que devolver la empresa funcionando, con todos los abonados, incluso con los empleados que tiene».

Humberto Aiquel dijo que su hermano perdió la presentación de un recurso de queja llevada adelante en representación de Eduardo por el Dr. Daniel Sabsay que es un prestigioso abogado panelista de programas de televisión nacional. «Si no devuelve la empresa termina estafando a la justicia, y a mi obviamente, porque muerto el juicio principal también se extingue el accesorio que es la cautelar que lo mantiene en ese lugar», remarcó.

«A mi me estafó mi hermano, me da vergüenza hablar de esto, porque es mi familia. Mi hermano y sus asesores creen que me van a devolver equipos viejos y obsoletos pero también perdieron esa instancia y a mí me deben devolver la empresa funcionando donde esté y como esté actualmente», dijo insistentemente mencionando que aguarda el mandamiento para presentarse y tomar posesión de la empresa.

Por otro se mostr{o agradecido a su equipo de colaboradores a quienes definió como un sostén permanente en tiempos difíciles. «Agradezco a mis colaboradores que han trabajado mucho Aldo Daniel Avila y Carlos De Cesare», dijo, y reparó en personajes siniestros corroídos por actitudes vidriosas: «tuve que soportar a michos personajes como Juan Zaloff Dakoff  que fue un juez corrupto y la contadora Afanasenko que también ha tenido acciones corruptas; me encontré con una estructura judicial corrupta y un poder político que se entremezclo».

«Lo mejor que podría pasar es que mi hermano se siente a hablar conmigo, me pida disculpas y me devuelva lo que es mío, la empresa que yo parí», dijo, y finalizó con una doliente noticia: «mi mamá tiene un hijo que tiene una clínica pero yo tuvo que armar una clínica en mi casa para que mi mamá, que está postrada pero consciente, viva sus últimos días con un poco de dignidad».