• Home »
  • Saenz Peña »
  • Directivos del «4 de Junio» tratan de «pilotear» una grave crisis que se agudiza por promesas incumplidas de Zapico y Peppo

Directivos del «4 de Junio» tratan de «pilotear» una grave crisis que se agudiza por promesas incumplidas de Zapico y Peppo

Sáenz Peña. A la ya tradicional faltantes de insumos que no compra Ministerio, se suma la reducción de la comida por falta de pago a proveedores. El Gobierno de Peppo incumple con los compromisos asumidos con la actual conducción hospitalaria.

Los servicios se recienten, y la gente sufre esas consecuencias. El personal denuncia y los gremios «hacen la suya» buscando aprovechar lo que se vive para negociados personales.  “Se torna muy difícil la prevención y atención mínima ante tantos faltantes”, asegura Norte hoy que señaló un empleado.

“La situación es grave, a tal punto que la comida en el sector concina debe racionarse para tratar de cubrir toda la semana», asegura el medio gráfico denuncian los trabajadores, y remarca que «la cocina ya no cuenta con mercadería para cocinar, y los proveedores ya no dejan mercaderías porque dicen que desde el Gobierno no les pagan lo que ya le deben desde hace meses”.

Norte también publica, aunque no menciona a ninguno, cita que los referentes gremiales en el nosocomio detuvieron las medidas de fuerza “como gesto de buena voluntad y sobre todo por respeto a los ciudadanos que buscan una atención de calidad”.

La situación del hospital local es idéntica a todos los hospitales de la provincia, pero existe un agravante: la grave crisis se agudiza por promesas incumplidas de Zapico y Peppo.

Hay una marcada falta de respuestas por parte de las autoridades del Ministerio. A Medina, Navarrete y Villaverde, para que emprendieran esta etapa, les habían prometido que algunas cosas se pondrían al día, y que los insumos (que compra Ministerio via licitación) legarían, así como también hubo compromiso de ponerse al día con proveedores.

Hoy en día, los proveedores no reciben paga y los directivos deben asumir compromisos hasta de manera personal para poder tener al menos mercadería para la dieta mínima de internados y personal. Zapico, por instrucciones de Peppo, asumió el compromiso de volcar recursos para cubrir las necesidades y hasta contratar profesionales para responder ante la alta demanda, pero nada se cumplió. Zapico mintió. Peppo mintió. Entregaron un hospital a punto de explotar y hoy en día habilitaron a algunos «gremialistas militantes» a sembrar caos.