• Home »
  • Chaco »
  • El barbijo volvió a ser obligatorio, pero su uso sigue siendo bajo

El barbijo volvió a ser obligatorio, pero su uso sigue siendo bajo

Resistencia. El Decreto 3/22 del gobernador dictó que el tapaboca es requisito fundamental para las actividades al aire libre. Sin embargo, cuesta que vuelva a cumplir.

El decreto 3/22 firmado por el gobernador Jorge Capitanich el pasado miércoles 5 aprueba medidas especiales por la pandemia.

El instrumento legal rige desde esa fecha y entre sus apartados dicatminó la vuelta a la obligatoriedad del uso de barbijo.

Textualmente dice: «Se dispone la obligatoriedad del uso de barbijos y/o tapaboca para la realización de actividades al aire libre, así como para el desarrollo de actividades en espacios cerrados, oficinas de atención al público, o de continua concurrencia de personas y en unidades de transporte público de pasajeros».

Cabe destacar que realizar actividades al aire libre refiere a toda acción realizada fuera del ámbito de la casa de uno. De esta manera, hay que poseer el barbijo cuando uno sale al supermercado, dentro del supermercado, de igual forma que cuando circula por la peatonal de Resistencia haciendo compras.

Sin embargo, es raro de ver en las calles del centro de Resistencia que el uso del barbijo sea fija en la mayoría de la gente, de hecho, lo utiliza una minoría. Cabe recordar que en septiembre del 2021 el gobierno había decretado el fin de la obligatoriedad de su uso en espacios públicos por la baja cantidad de casos de COVID que existían en el momento. Había que usarlo, no obstante, en aquellos casos en que hubiera aglomeración de personas, entre ellos el transporte público de pasajeros.

Ahora el parte provincial diario señala que los casos nuevos son superiores a los 1.000 por día. De esta manera, la vuelta a la obligatoriedad era una de las cartas a jugar de parte del gobierno provincial y su comité de expertos.

Lo que resta por ahora es persuadir e insistir a los vecinos de la ciudad sobre la importancia de uso, buscando reducir los márgenes de falta. Con el pasar de los días se verá si controles más estrictos en uso tendrán lugar, o si se aplicarán multas por la negativa a usarlo.