El Gobierno defiende el ordenamiento territorial de bosques nativos

El Gobierno defiende el ordenamiento territorial de bosques nativos

Resistencia. El Gobierno provincial presentó, días atrás, el nuevo mapa de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN). La iniciativa, presenta un modelo de administración del territorio para garantizar la preservación de la biodiversidad y un desarrollo armónico de las actividades productivas.

Desde los Ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible; y de Producción, Industria y Empleo, destacaron el proceso de construcción del nuevo mapa, basado en la participación de todos los sectores involucrados en la temática. Bajo el Decreto N° 2157, remitido a la Legislatura el pasado 20 de septiembre, la iniciativa ingresó a la Comisión de Ambiente, donde se espera sea tratada en las próximas semanas. El Decreto puede consultarse en el siguiente link: https://bit.ly/Mapa_OTBN.

Dicho proceso incluyó mesas de trabajo técnico, consultas a especialistas, reuniones sectoriales con cámaras empresariales y sectores productivos, con organizaciones de la sociedad civil, organizaciones ambientalistas y ciudadanos interesados en la temática, intendentes locales, reuniones con pueblos originarios en su lengua y según sus principios culturales, y más de 20 talleres de trabajo en las diez regiones administrativas, con contenidos abiertos y/o específicos (pueblos originarios Convenio 169 de la OIT).

La iniciativa fue llevada adelante por la unidad ejecutora creada a tal efecto, integrada por los Ministerios de Ambiente y Desarrollo Territorial Sostenible, a cargo de Marta Soneira, y el Ministerio de Producción, Industria y Empleo a cargo de Sebastián Lifton con sus equipos de trabajo, en el marco de la normativa vigente: la Ley 26.331 de presupuestos mínimos sobre los bosques nativos, y respetando cada una de las etapas previstas.

Desde el Gobierno provincial destacaron 12 puntos vinculados al proceso y a la importancia del nuevo mapa:

  1. Representa las aspiraciones del pueblo chaqueño a tener un ambiente sano y equilibrado que permita el desarrollo armónico del territorio provincial y sus principales actividades productivas, definiendo las áreas en extensión y superficie para que esto ocurra, aplicando el concepto de Desarrollo Sostenible promovido por los organismos internacionales del Sistema de Naciones Unidas.
  2. El respeto de los corredores biológicos para la preservación de nuestra biodiversidad autóctona en condiciones óptimas, incluso su recuperación en aquellos lugares donde se halla en peligro.
  3. Promueve un modelo de administración del territorio fundado en un profundo conocimiento del mismo, comprometido con el ahora y el futuro de nuestras generaciones ante los fenómenos de cambio climático que tenemos y que es necesario mitigar y combatir.
  4. Introduce un nuevo paradigma para relacionarnos con nuestro entorno en el marco de las convenciones y pactos internacionales a los cuales se adhirió nuestro país.
  5. Posee una definición clara con respecto de la valorización de nuestros bienes ambientales, al generar un área del territorio para que los servicios ecosistémicos brindados por el monte chaqueño, sean adecuadamente considerados, en cada una de sus dimensiones. La provincia del Chaco es acreedora ambiental ya que posee parte de la segunda máxima extensión mundial de bosques nativos luego de la selva amazónica, se garantiza así biodiversidad, agua limpia, ambiente saludable, suelos sanos y regulación climática para el mundo, riqueza inconmensurable cuyo valor que debe ser reconocido.
  6. Chaco aplica con claridad y precisión conceptos previstos por un lado en la Ley 26.331, de progresividad en el cuidado del ambiente y por otro con las normas internacionales de precaución al planificar el uso y aprovechamiento de sus bienes naturales dentro de márgenes adecuados para la preservación del ambiente de forma integral y de los bosques nativos en forma particular.
  7. Organiza las actividades productivas dentro de un marco de responsabilidad y criterio oportuno atendiendo las demandas de todos los sectores, no sólo los productivos, sino también de las organizaciones ambientales y de los pueblos originarios, es un mapa a favor de la vida.
  8. Este mapa afirma con claridad, que los productos obtenidos de nuestra tierra, provengan de un territorio libre de deforestación, para que ingresen sin trabas a los mercados internacionales y se reconozca su producción, elaboración y puesta en valor de forma sustentable.
  9. Promueve la incorporación de un nuevo paradigma tecnológico que beneficia al conjunto del pueblo, pero en especial a nuestras comunidades vulnerables a quienes consideramos guardianes ambientales por excelencia, y a los que esta propuesta beneficia de forma directa con el desarrollo de actividades productivas bajas en carbono.
  10. Propone la creación de puestos de trabajo vinculando producción y ambiente. Los productos de nuestro monte, sean maderables, en el marco de una industria con cambios tecnológicos que presionarán menos al ambiente y no destruirán su balance; o no maderables, como nuestras mieles y los que podamos elaborar como la harina de algarroba, la goma brea, los aceites esenciales, el turismo ambiental y otros que dan sustentabilidad al aprovechamiento de los mismos, cómo la ganadería en sus diferentes especies, la avicultura y los cultivos con perspectiva agro alimentaria directa con característica regenerativa, promoviendo un modelo de desarrollo, justo, inclusivo y solidario entre generaciones.
  11. Protege nuestros parques nacionales y provinciales, aporta al cuidado de las áreas protegidas, promueve las actividades vinculadas a las mismas, junto con su conocimiento e investigación.
  12. Es un mapa estratégico y democrático en su concepción, ya que fue elaborado a partir de datos técnicos y a su vez puesto a consideración y debate, esto permitió enriquecerlo mediante un proceso de discusión del cual se han obtenido aportes valiosos que son plasmados en el decreto cuya ratificación se espera de la legislatura provincial.
Compartir
Opción de Noticias