El Imcif confirmó que la nena muerta en Quitilipi fue abusada

Sáenz Peña. El fiscal Marcelo Soto había desconfiado del informe del forense Jorge Villaverde y pidió ampliar la autopsia. Ahora la causa dio un giro definitivo. Se esperan definiciones.

Sofía Quintana, de un año y medio, desapareció de su casa la tarde del 5 de junio. Su madre denunció el hecho varias horas después y un rato más tarde la nena fue hallada en un pozo colector de aguas servidas y pluviales en un terreno contiguo a su casa.

Al momento se ser hallada aún presentaba signos vitales, por lo que fue trasladada de urgencia al hospital 4 de Junio, de Presidencia Roque Sáenz Peña, donde murió a poco de ingresar.

El informe preliminar del médico forense Jorge Villaverde reveló que presentaba indudables signos de abuso sexual. Pero el fiscal Marcelo Soto prefirió requerir un nuevo informe al Instituto de Medicina y Ciencias Forenses del Poder Judicial.

Un mes después, con la firma del médico patólogo Eduardo Schelover, el Instituto ratificó el dictamen del doctor Villaverde.

Esta novedad hace que todas las miradas se concentren en el fiscal Soto, que hasta el momento insistió en que no había elementos para sospechar de un abuso intrafamiliar ni aparecían terceros potenciales sospechosos de abusar de Sofía.

Además, la investigación tampoco logró determinar si la pequeña cayó al pozo o fue introducida por otra persona.