El juez Freytes dispuso la libertad del ginecólogo Juan Carlos Booth

Sáenz Peña. El médico fue denunciado en 2016, y condenado por la jueza Glibota a 10 años en noviembre de 2018. La sentencia se ratificó en 0ctubre de 2019. Daniel Freytes, juez de Ejecución Penal, lo benefició en marzo del año pasado con salida transitoria, y el pasado 10 de enero lo puso en libertad condicional.

El caso del el ginecólogo que sometió sexualmente a una pa­ciente en su consultorio generó mucho debate social. Juan Carlos Booth fue sentenciado a cumplir diez años en la cárcel y no ejercer nunca más la medicina. La querella había pedido 15 años, la Fiscalía 10, y la jueza Rosana Glitota fijo la sentencia dos años después de la denuncia, sentencia que quedó firme un año luego.

La defensa ejercida en ese tiempo por el hoy juez Carlos De Cesare, que era parte del estudio jurídico Aiquel, había solicitado la absolución. Apeló la primer sentencia y luego desistió tras la confirmación del STJ.

El médico Juan Carlos Booth aún tenía la mitad de la condena por cumplir cuando el juez, de estrecha relación con el estudio jurídico que asistía al condenado, lo benefició con salida transitoria, que en principio fue 24 horas desde este lunes 8 de marzo (justo el Día Internacional de la Mujer).

Booth gozó de ese beneficio hasta mayo, y a partir del mes de junio hasta agosto del año pasado el beneficio se amplió a 48 horas. Desde septiembre de 2020 hasta abril del 2022 el beneficio debería ser por 72 horas y recién en abril Booth podría verse favorecido con libertad condicional, según lo dispuesto por Freytes en su resolución anterior de marzo pasado.

Voces de pasillo en el ámbito judicial aseguran que existieron muchas presiones para que el juez Freytes, el mismo que ocupando transitoriamente un cargo de fiscal soltó a un cuatrero en plena feria, liberara a uno de los hermanos Booth presos, en este caso a Juan Carlos que estaba condenado, mientras hay otro que continua procesado.