El obispo Barbaro visitó el Sudoeste Chaqueño

La Clotilde y Villa Ángela. Fue una gran oportunidad para rezar por todas las familias, especialmente las que siguen sufriendo las consecuencias de las inundaciones históricas de los últimos meses.

Entre los días 3 y 5 de junio, el obispo de la diócesis de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, monseñor Hugo Barbaro, compartió diversas actividades y las fiestas patronales en las localidades de la Clotilde y Villa Ángela.

Cada 3 de junio la comunidad de La Clotilde celebra a su Patrona Santa Clotilde. Mujer llena de virtudes y ejemplo para la sociedad actual que necesita destacar el valor de la mujer y su vocación en la familia y en la comunidad. Por su parte, en Villa Ángela, cada 5 de junio, las celebraciones se realizan en torno al Sagrado Corazón de Jesús. La Devoción invita a experimentar el infinito amor de Dios por los hombres y como todos son llamados a llevar esta misericordia divina a los demás, destacando el servicio a los más pobres.

El obispo, además de saludar a las respectivas autoridades municipales, pudo reunirse con los sacerdotes, consagradas y fieles de las respectivas comunidades. Se informó de la labor pastoral que se lleva adelante en esas parroquias y alentó a los distintos grupos parroquiales y pastorales a estar atentos a los pedidos del para que la misión llegue a todos.

Recordando su visita reciente al Papa Francisco, junto a un grupo de obispos argentinos, comentó que el Santo Padre escuchó con atención la situación difícil que atraviesa gran parte del Chaco por las intensas lluvias de los últimos meses. El Papa se comprometió a rezar especialmente por todas las familias afectadas y por todos los fieles que se solidarizan. Asimismo les envió su bendición.