El otro perfil de los movimientos sociales

Sáenz Peña. Los movimientos sociales tiene varias ramas, y mientras unos cortan rutas y calles, solo reclamando, otros buscan alternativas de superación, capacitando a la gente con una orientación laboral.

Así nace, primero en Resistencia de la mano de Emerenciano Sena y Marcela Acuña, la Escuela de Formación Profesional N°2, que luego a través de la coordinación de Rosana Monzón consigue un Anexo Sáenz Peña, anexo que funciona en una casa prestada en el populoso barrio Obrero.

La escuela en Saenz Peña es producto de mucha lucha, «en los movimientos sociales las personas luchamos en masa, buscamos el bien común, existen carencias que nos movilizan», reflexiona Monzón preguntada sobre el tema.

La mujer, que tiene a su cargo más de 60 alumnas mujeres, menciona que «las carencias pueden ser de vivienda, trabajo, salud, educación, etc. y que a medida que pasa el tiempo van tomando conciencia que existen bases fundamentales para que la sociedad funcione de manera correcta, sin embargo sabemos que el poder para llegar al cambio absoluto, marketinero sino al verdadero cambio, se consigue mediante la lucha».

Pero el planteo de lucha tiene una conceptualización distinta para muchos, porque mientras unos lo ubican solo desde la acción de cortar calles o rutas y hasta sembrar miedo en la gente otros buscaron el camino de la superación mediante herramientas educativas. «Hoy los movimientos sociales, algunos hemos logrado mediante la lucha, pequeños grandes espacios, como es la educación, la Escuela de Formación Profesional N° 2 Anexo Saenz Peña tiene un claro objetivo, la inserción de las familias en la sociedad, no solo desde el punto de vista laboral sino también en otro tipo de asistencias, una de ellas y la mas importante es la humana, nuestras alumnas encontraron esa contención en esta escuela», dice Monzón.

Respecto a la escuela en sí, indica que no perdieron jamás el espíritu solidario y de participación, «fuimos invitadas a participar en diferentes eventos realizados por ALEA considerando la necesidad de cultivar la sana cultura, fuimos a talleres de lecturas, participamos de un torneo importante invitados por la Cámara de Peluqueros y Peinadores del Chaco, en ese torneo hemos logrado, gracias a la habilidad de nuestras alumnas cuatro medallas, y un reconocimiento a la escuela por la mayor participación de alumnas, y para recaudar el dinero para la inscripción hemos realizado ventas y algunas alumnas pidieron prestado el dinero para completar el pago».

Respecto al trabajo social y solidario Monzón señala que han ido a cortar cabello a los ancianos en el geriátrico, hicieron donaciones en el Hospital 4 de Junio, y en la escuela las alumnas hacen sus practicas cobrando un mínimo con el cual vuelven a comprar los productos. «Contamos con el trabajo profesional de una excelente profesora de peluquería, Gladys Validez ella es el motor de todo trabaja con dedicación y amor sin siquiera contar con un sueldo. Ella es el ejemplo claro de Solidaridad», dice, y vuelve a reconocer el gran apoyo de Emerenciano y Marcela.