• Home »
  • País »
  • El precio de los combustibles se mantendrían “quietos” en el corto plazo

El precio de los combustibles se mantendrían “quietos” en el corto plazo

Buenos Aires. Tras un 2018 convulsionado, el año se inicia con calma. Según datos de la Secretaría de Energía, la retracción alcanzó un 8% en noviembre, que fue el mes con menor volumen comercializado.

Después de un año altamente convulsionado, con más de 12 incrementos en los primeros 9 meses, la pronunciada caída en la venta de combustible aparece como un elemento fundamental que evitaría, al menos en el corto plazo, nuevos “retoques tarifarios”.

La cuestión no es menor. En enero, miles de turistas se lanzan a las rutas en todo tipo de vehículos en busca de unas reparadoras vacaciones y esto genera las condiciones “cuasi naturales” para que los estacioneros busquen recuperar algo de la rentabilidad perdida en los últimos meses.

Más aún, cuando se tiene en cuenta que durante las últimas horas del año, funcionarios del Gobierno Nacional prepararon el terreno anunciando nuevos aumentos en servicios públicos, como el gas, la luz y el transporte.

Sin embargo, a pesar de este contexto de terror para los bolsillos de los asalariados “por ahora no se habla de nuevos aumentos en los combustibles”, confió una fuente empresarial ante la consulta de NORTE.

La relativa estabilidad de las variables que componen el precio de los combustibles, sumada a la caída de las ventas, hace que por el momento no se evalúen nuevo incrementos en estos productos que, a lo largo de 2018, se actualizaron muy por encima de la inflación.

DESPLOME

Datos del último relevamiento oficial dado a conocer por la Secretaría de Energía referidos a la demanda de combustibles correspondiente al mes de noviembre, publicados por el sitio especializado surtidores.com.ar da cuenta que la venta de naftas y gasoil al público retrocedió 8,26% en comparación con el mismo período de 2017 y 2,21% si se lo confronta con octubre de 2018.

La caída más abrupta fue la de la nafta Premium, que registró un descenso interanual del 30%, debido a que los últimos aumentos llevaron el litro a 45 pesos en Capital Federal y alrededores.

En el Chaco, el producto se comercializa apenas por debajo de los 50 pesos por litro, y acumuló en 2018 un incremento del 59%.

La lógica indica que este volumen se debería haber trasladado a la Súper, 16% más barata, aunque la ecuación dista de ser lineal, ya que los despachos de esta solo treparon 2,74%.

Menor fue la retracción en los surtidores del Diesel Euro (de 9 %) en tanto que el gasoil Grado 2, vinculado a la producción, el agro y el transporte, se desplomó 7,88%.

INTERANUAL

Los precios de las naftas se ubicaron en noviembre de 2018 un 76,9% por encima del nivel registrado un año antes en el caso de la nafta súper y 78.5 en la nafta Premium.

Respecto al gasoil estuvieron en noviembre de 2018 un 83,6% por arriba de noviembre de 2017 (grado 2) y 86,1% en el caso del gasoil grado 3.

De todas maneras, cabe recordar que, según el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral), aunque la nafta y el gasoil son más caros en el Chaco que en otras provincias, el análisis muestra que el aumento en estos fue menor al sufrido por otras regiones.