El Senado convirtió en el ley el plan de moratoria impositiva

Buenos Aires. La Cámara de Senadores de la Nación convirtió anoche en Ley el proyecto de moratoria fiscal con el apoyo del oficialista Frente de Todos y sus aliados, en tanto que el interbloque de Juntos por el Cambio votó en contra.

El proyecto que recibió 41 votos a favor y 28 en contra, fue enviado al Poder Ejecutivo para su reglamentación y contempla que podrán pagarse en planes de cuotas las deudas previsionales, impositivas y aduaneras vencidas al 31 de julio y prevé premios para los contribuyentes cumplidores

La oposición, que en Diputados se abstuvo, en el Senado decidió votar en contra al considerar que el artículo 11 de la iniciativa era «un traje a medida» para perdonar la deuda que el empresario Cristóbal López mantiene con el Estado Nacional por un litigio sobre el Impuesto al Precio de los Combustibles cuya causa se mantiene abierta ante la Justicia.

El proyecto incluye en la moratoria las deudas previsionales, impositivas y aduaneras vencidas hasta el 31 de julio.

Además, se establece el plazo hasta el 31 de octubre para inscribirse.

La iniciativa agrega que el primer pago de la moratoria vencerá el 16 de noviembre; mientras que las deudas previsionales se podrán pagar en un plazo de entre 48 y 60 cuotas y las obligaciones tributarias en 96 o 120 cuotas.

La tasa de interés del plan de pago en cuotas será del 2% mensual hasta enero de 2021 y luego se aplicará la una tasa variable.

Las empresas grandes en los próximos 24 meses no podrán distribuir dividendos, realizar operaciones con títulos para eludir la normativa cambiaria ni acceder al mercado cambiario para realizar pagos a entidades vinculadas.

En tanto, no podrán acceder quienes tengan activos financieros en el exterior y no repatrien por lo menos el 30% dentro de los 60 días.

El jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, cuestionó duramente la decisión de los senadores de la oposición de votar en contra el proyecto afirmando que «están tratando de voltear al gobierno porque ven una oportunidad en esta crisis».

«¿Más corrupción que lo que pasó en el Correo o que lo que hizo el Banco Nación para darle créditos a una empresa quebrada?», respondió el senador formoseño al mencionar dos causas que involucran al gobierno del ex presidente Mauricio Macri y a algunos de sus allegados.

Mayans vaticinó que «a lo mejor el déficit de este año sea superior al ocho por ciento» y que por esa razón «el gobierno nacional lanzó una moratoria tan amplia».

Previamente, el jefe del interbloque de senadores de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, había afirmado que «la pandemia habilita a cualquier cosa» y que con el proyecto se está asegurando «la impunidad en la entrega del sobreseimiento anticipado a un amigo del poder que hoy gobierna el país».

«El kirchnerismo siempre demostró que detrás de las nobles intenciones esconden otros propósitos. Esta moratoria es un ejemplo. Benefician a un amigo. A este grupo que contrajo deudas a costa del Estado y las usó para comprar 170 empresas», sentenció.

Al abrir el debate el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, el oficialista cordobés Carlos Caserio, defendió el proyecto argumentando que será «ventajosa para las empresas y los ciudadanos».

Según el legislador, la iniciativa «va a ser muy ventajosa para las empresas y los ciudadanos y servirá para ayudar a las arcas del Estado».

Por el contrario, el opositor bonaerense Esteban Bullrich acusó al oficialismo de «darle un traje a medida a un delincuente que le robó a todos los argentinos», al cuestionar el artículo 11 de la iniciativa que le perdona las deudas a las empresas que dejaron de pagarle al Estado.

Para Bullrich «el oficialismo dice que la crisis está motivada, en parte, por el gobierno anterior, pero no explican por qué va a entrar a esta moratoria alguien que dejó de pagar en 2013, como el Grupo Oil Combustibles, cuyo principal accionista es Cristóbal López quien se robó 8000 millones de pesos que al día de hoy se duplicarían».

En su discurso, el senador del Frente de Todos Oscar Parrilli acusó de «mentirosos» a los opositores que sostuvieron que la ley de moratoria fue hecha para beneficiar a empresas acusadas de delitos de corrupción y afirmó que «escuchar los argumentos del bloque de Cambiemos da vergüenza ajena».

«Esta moratoria se hace para todos, para Cristóbal López, para el Correo, para Caputo -por el empresario macrista-, para Clarín, para Telecom, para los bancos, es una moratoria a la que pueden entrar absolutamente todos», subrayó el legislador oficialista.