• Home »
  • Chaco »
  • Energía renovable: Fernández y Capitanich inauguraron dos plantas de biomasa

Energía renovable: Fernández y Capitanich inauguraron dos plantas de biomasa

Tirol. La tecnología instalada por las empresas tanineras permitirá el aprovechamiento integral del recurso forestal para la generación de energía.

El presidente Alberto Fernández, desde Buenos Aires, y el gobernador Jorge Capitanich, desde el Chaco, inauguraron esta tarde dos plantas de biomasa construidas por las empresas tanineras Unitán S.A., en Puerto Tirol, e Indunor, en La Escondida, con una inversión total de U$S 43 millones. Lo hicieron vía teleconferencia, con puntos en esos dos lugares donde se emplazan las industrias, y con la asistencia virtual también de las autoridades de las compañías tanineras, funcionarios nacionales y provinciales.

“Cuando encendemos la luz en parte de la Argentina está la producción de desarrollo forestal sustentable a través de la biomasa; cuando tomamos un vaso de vino, está el extracto de quebracho; cuando nos ponemos un zapato, ahí está la producción chaqueña. Así el Chaco está en el país y también en el mundo”, graficó Capitanich para dar cuenta de la importancia de la producción del tanino generada por la provincia. “Esto es parte de nuestra identidad”, resaltó, y ponderó la apuesta “al desarrollo científico-tecnológico para múltiples aplicaciones que permitan generar divisas y generar empleo genuino”.

En tanto, el primer mandatario argentino prometió una visita a la provincia antes de cerrar este 2020. “Prometo que en diciembre vamos a hacer un hueco, y llevo a marzo la visita a El Impenetrable, salvo que pongas aire acondicionado”, le dijo bromeando a Capitanich. “Espero en diciembre poder visitar ambas plantas, y poder abrazarlos, porque ya vamos a estar empezando a proyectar la vacunación contra el coronavirus”, indicó Fernández.

Enseguida, resaltó la importante inversión de las tanineras “que lleva trabajo al Chaco y desarrollo a la Argentina. “Cada vez que miremos nuestros zapatos o las carteras, o cuando tomemos vino, vamos a estar pensando en lo que el Chaco y el quebracho de los bosques nativos nos dan”, señaló.

Construir otra normalidad

En Buenos Aires, junto al Presidente estuvo el secretario de Energía, Darío Martínez; y vía teleconferencia el embajador de Italia, Guiseppe Manzo; Michelle Bataglia, CEO de Indunor; y Ariel López Mato, por Unitan junto a Antonio Gil.

Fernández –quien cerró la ronda de oradores- celebró el desarrollo de proyectos como los de Puerto Tirol y La Escondida “que suponen grandes inversiones en energías renovables, a partir de residuos que los bosques nativos ofrecen”, definió.

Con ese trasfondo, reflexionó: “Estamos viviendo tiempos diferentes. Quisiera que cuando termine la pandemia no nos devuelva la normalidad que conocimos, sino que seamos capaces de construir una normalidad distinta.  Porque la normalidad en la que vivíamos mucho no nos gusta. Es una normalidad que genera muchas desigualdades, que no ayuda al desarrollo de muchas regiones, que se ha desentendido del cambio climático y que lo profundizó, que atacó el medioambiente con las energías que utilizo. Por lo tanto, quisiera que, al cabo de la pandemia, la enseñanza sea que tenemos que construir otra normalidad”.

Dijo así que “más allá de la necesidad de una mejor distribución del ingreso, de una mayor búsqueda de justicia social, también está la posibilidad de producir utilizando energías renovables”. Por eso destacó la posibilidad de introducir al sistema energético argentino la energía generada a partir de la biomasa. “Eso implica empezar a mirar el futuro y a construir una nueva normalidad mucho mejor”, trazó, y dijo que espera pronto poder visitar las dos plantas en el Chaco.

“Los felicito por las iniciativas, que va en consonancia con la nueva normalidad que planteo que construyamos”, marcó.

“Chaco tiene un gran gobernador”

En el inicio de su mensaje, Fernández destacó las cualidades de Capitanich: “Chaco tiene un incansable y gran gobernador, con una enorme capacidad de inventiva para encontrar el futuro en ese lugar que tanto quiere, que es la provincia del Chaco”.

Luego, explicó los motivos de la postergación de su visita prevista para el pasado viernes al Chaco: “Lamentablemente, la desaparición de Maradona y el dolor que nos causó a todos hizo difícil ir el viernes, pero tengo claro que debo una visita a cada chaqueño y chaqueña, para seguir hablando de las cosas que nos preocupan en la Argentina en general y en el Chaco en particular”.

“Espero poder seguir trabajando codo a codo con este querido gobernador que tiene el Chaco, querido por las chaqueñas y los chaqueños, y querido personalmente por mí. Poder seguir trabajando mucho juntos, para hacer un mejor Chaco y un mejor país. Para hacer que ese Norte, tan olvidado durante tantos años, de una vez por todas se integre al resto del país y sea atendido como exige y merece”, cerró el Presidente.

Liderazgo

Luego de hacer la presentación general de las nuevas plantas de biomasa, el mandatario chaqueño recordó la visita prevista para el pasado viernes a la provincia, que debió ser pospuesta por “el luto colectivo” que generó la muerte de Diego Maradona. “Te queda una asignatura pendiente”, le dijo al Presidente, y subrayó que la de Puerto Tirol “es una planta extraordinaria”.

En ese lugar, acompañaron a Capitanich, el intendente Humberto De Pompert Bangher; Alfredo Bordón, jefe de Relaciones Institucionales de Unitan; Eduardo Avalos, jefe de planta de Seismega S.A. y otros integrantes del staff de la empresa.

“Entre ambas plantas, en Tirol y La Escondida, generarán cerca de 20 MW para la provisión destinada al sistema interconectado eléctrico como para el aprovechamiento propio”, explicó el gobernador, quien luego indicó como “la característica distintiva de ambos emprendimientos al aprovechamiento integral del recurso forestal”.

Capitanich remarcó que el extracto de quebracho –tanino- tiene múltiples aplicaciones, una de las cuales es el curtido del cuero. También se emplea en la industrialización del vino, como núcleo proteico para la ganadería y para usos medicinales, con una experiencia realizada por el hospital de Clínicas en el marco de investigaciones científicas de un tratamiento para el Covid-19. “A través de un producto natural, tenemos la posibilidad de generar un sistema integrado”, ponderó.

Luego, el mandatario destacó el valor estratégico de la inversión: “Chaco tiene el 47,4% de su superficie boscosa. Aquí el bosque nativo cumple un rol importante para el desarrollo sostenible de la producción forestal. A partir de estas inversiones, ejercemos un liderazgo con un recurso estratégico para la producción de energía”.

«Defendemos este desarrollo forestal»

Con esos fundamentos, Capitanich enfatizó: “Defendemos este desarrollo forestal sustentable y el liderazgo en energías limpias y renovables”. Del mismo modo, recordó que entre ambas tanineras generan en la provincia más de 700 empleos directos, a la vez que existe en torno a ellas una red de 400 proveedores forestales. “El bosque nativo genera cerca de 20 mil empleos directos e indirectos en toda la cadena de producción”, sumó.

Destacó asimismo que las dos empresas exportan su producción. “Ambas tienen un rasgo distintivo de competitividad internacional, de exportaciones que aportan divisas al país y una red de proveedores locales que forman parte de la tradición productiva de nuestra provincia”, marcó.

Por último, Capitanich le expresó al presidente: “En el corazón del Chaco, del Norte argentino, queremos trabajar contigo para poner a la Argentina de pie. Y obviamente, inversiones de estas características nos llenan de orgullo por lo que significan en términos de impacto ambiental, por generar liderazgo en la producción de energía, porque tenemos muchos más proyectos de inversión”.

Cadenas de valor

En La Escondida, junto a la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, acompañaron la inauguración de la planta de biomasa de Indunor, Sebastián Lifton, ministro de Producción, Industria y Empleo; Juan Manuel Carreras, ministro de Infraestructura; el intendente local Francisco Winnik y Sergio Scaramutti, gerente de Planta de Indunor.

Lifton explicó que las inversiones en ambas plantas de producción de biomasa se enmarcan en un plan de producción y exportación planteado por el gobernador Capitanich, que identifica cadenas de valor, una de cuales es la foresto-industria. Justamente la industria de la localidad fue beneficiada por una promoción industrial correspondiente a la inversión para montar la nueva planta que hoy quedó inaugurada.

El funcionario recordó que Indunor emplea a 408 trabajadores. “Este es un sector que se ha caracterizado por invertir en investigación y desarrollo”, dijo sobre la industria taninera que ya no sólo produce tanino, sino que provee insumos a múltiples sectores, haciendo posible la integración de la cadena de valor.

“Es un hito para la provincia y para todo el Norte argentino que estas dos empresas estén inaugurando sus plantas. Por eso agradecemos el acompañamiento de todo el Gabinete nacional y de usted, Presidente por apostar a sectores que generan valor agregado”, concluyó.

Algunas características de las plantas

La planta Seismega (una empresa que forma parte del grupo Unitán) se construyó en Puerto Tirol con una inversión de U$S 18 millones. Mediante el programa Renovar 2, la empresa acordó con la mayorista del mercado eléctrico Cammesa generar y subir a la red nacional 6,6 MW a partir de la biomasa. Esos 6,6 MW representan el consumo estimado de una localidad como Puerto Tirol.

En total, la planta podrá producir 8 MW netos. Al margen de la incorporación a la red nacional, el resto de la generación será de 1,2 MW para la central generadora y 1,0 MW destinado al consumo de la planta de tanino.

Uno de los especialistas de la empresa explicó al Presidente que la planta consta de una caldera de biomasa que produce 50 toneladas de vapor/hora para alimentar al turbogenerador y a la planta de taninos. “Todo se realiza con un combustible que es nuestra fuente de energía que es una energía 100% renovable, proveniente de biomasa. Todo esto es posible por los programas de forestación que lleva adelante Unitán”, resaltó, destacando que la planta “es una de las más modernas y eficientes del país”.

En La Escondida, Indunor construyó una usina de generación eléctrica a través del procesamiento de biomasa, con una potencia de 10 MW y una inversión de U$S 25 millones.

El 31,5% del componente electromecánico de la usina es nacional, más toda la mano de obra para la instalación y obra civil que son 100% argentinos, y la obra civil fue realizada a través de una empresa chaqueña Melli.