Fallecieron el guitarrista Carlos Añasco y el batero Luis Verbeek

Sáenz Peña. Oscar Godoy recordó a los músicos esta mañana en Radio La Red.

Carlos Añasco, guitarrista del emblemático «Eclipse», banda imprescindible de la movida beat saenzpeñense, acaba de dejarnos, comunicó Cultura municipal, y lo definió como un músico carismático, «Carlitos, parte llenando de dolor a colegas, amigos y familiares», se dijo.

Añasco fue integrante del primer single grabado por un grupo musical en la provincia. Formó parte de una generación de artistas que cultivaron un estilo popular de características memorables.

«Una nueva pérdida enluta a la música termal y la Secretaría de Cultura brinda su reconocimiento póstumo a este hacedor cultural», decía la comunicación.

También se conoció la partida de Luis Verbeek, baterista y maestro de bateros saenzpeñenses. Una personalidad simpática, amigable y, por tanto muy querible.
Integró la legendaria banda Rona, alguna vez tocó también en uno de los Cosquín Rock. Lo reconocían por un su gran golpe de bombo, contundente para pegar a la batería, un músico con muy buena base rítmica.
Chuck, para sus amigos (por su parecido con Norris), fue un músico generoso, verdadero puente generacional, entre aquellos de su edad y los jóvenes que desembarcan en la actividad musical. «Para la cultura de la ciudad una pérdida irreparable, y sólo la posibilidad de recordarlo en cada músico y artista que emprenda con talento, el sueño de entregar a este mundo algo de belleza», indicaron sus conocidos.
Esta mañana Oscar Godoy compartió un momento en Equipo de Radio en la emisora de frecuencia modulada de calle 18 y recordó a ambos músicos, destacando sus trayectorias y su entrega a la cultura, «nos estamos yendo y cada día quedamos menos, pero hay que recordarlos con cariño por lo que fueron como persona y el legado que dejan», dijo Oscar.