• Home »
  • Judiciales »
  • Fiscal Sergio Ramiro Cáceres Olivera se olvidó de ofrecer prueba y quedó libre un vendedor de droga

Fiscal Sergio Ramiro Cáceres Olivera se olvidó de ofrecer prueba y quedó libre un vendedor de droga

Sáenz Peña. El juez Rodolfo Lineras elevó al procurador general Jorge Canteros un informe acusando de  “manifiesta negligencia en el cumplimiento de la responsabilidad probatoria” .

El titular de la Cámara Primera en lo Criminal de Sáenz Peña, Rodolfo Lineras, elevó al procurador general Jorge Canteros un informe en el que imputa al fiscal antidrogas Nº 2, Sergio Ramiro Cáceres Olivera, “manifiesta negligencia en el cumplimiento de la responsabilidad probatoria” en el caso de un joven que recuperó su libertad pese a haber sido hallado con 372 gramos de marihuana presuntamente destinados a su comercialización.

Nelson Daniel Ramos estuvo un año privado de su libertad por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en carácter de coautor, sin embargo recuperó si libertad tras realizarse el juicio debido a una “negligencia” de Cáceres Olivera, esta vez con la intervención de la fiscal subrogante María Rosa Osiska, quien se encontró ante la imposibilidad fáctica de sostener la imputación.

El juez Rodolfo Lineras en su sentencia Nº 76 señala que “resulta irrefutable evidencia que la abstención desincriminante asumida en el juicio por la Fiscal de Cámara María Rosa Osiska, estuvo directamente determinada por la manifiesta negligencia en el cumplimiento de la responsabilidad probatoria a su cargo por parte del titular de la fiscalía Antidrogas N° 2 Dr Sergio Ramiro Caceres Olivera”. En tal sentido el magistrado considera que se debe comunicar de “la grave e inexcusable incompetencia funcional al Procurador General de la Provincia, a los fines legales y disciplinarios correspondientes”, como asi también al Superior Tribunal de Justicia.

SECUESTRO Y DETENCIÓN
El hecho por el cual Ramos fue llevado a juicio ocurrió en el barrio San Cayetano en agosto de 2016, donde efectivos de la Policía Federal luego de realizar una ardua investigación, lograron determinar que en la vivienda donde residía Nelson Ramos alias “Ranita”, como en una ladrillería se estarían comercializando estupefacientes.

Luego de los correspondientes allanamientos en los mencionados domicilios se secuestró 122 gramos de marihuana fraccionados en 29 envoltorios de nylon en el interior de un habitáculo donde funcionaba tanto el dormitorio como la cocina, la suma de mas de $ 4 mil pesos, mientras que en la ladrilleria se hallaron 250 gramos de marihuana contenidos en un trozo compacto con cinta de color marrón los cuales se encontraban a disposición de “Ranita”.

EL JUICIO
El juicio se llevó a cabo los días 28 de julio y 1 de agosto en la Cámara Primera en lo Criminal constituida en sala unipersonal a cargo del Dr. Rodolfo Lineras, asistido por la secretaria Dra. Yanina Yarros para resolver la situación de Nelson Ramos que estaba detenido por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en los que actuaron la fiscal de Investigaciones Antidrogas N° 2 Dra. María Rosa Osiska en calidad de subrogante, el imputado Nelson Ramos y el defensor Oficial ° 2 Dr Matias Jachesky.

Tras el desarrollo del juicio y a la hora de formular sus alegatos la fiscal Antidrogas Subrogante, afirmó que no iba a formular acusación con respecto a Nelson Ramos, “debido a que existe una duda insuperable de que los elementos secuestrados en esta causa se trataba de sustancias prohibidas”, por este motivo solicitó la absolución del detenido.

El juez Lineras en base a una serie de jurisprudencia citada en su sentencia recuerda que “el pedido de absolución del imputado de parte de la fiscal durante el debate, resulta vinculante para el Tribunal de Juicio, pues lo contrario- esto es que se dicte un pronunciamiento condenatorio- comparta una trasgresión a las garantías constitucionales de la defensa en juicio y el debido proceso”. Es por eso que el Juez Rodolfo Lineras, absolvió de culpa y cargo a Nelson Daniel Ramos como co-autor del delito de estupefacientes con fines de comercialziación.