• Home »
  • Judiciales »
  • Fonteina dio precisiones de la situación de las Causas “Lavado I” y “leche robada”

Fonteina dio precisiones de la situación de las Causas “Lavado I” y “leche robada”

Resistencia. El Procurador Adjunto de la provincia analizó el estado de dos causas judiciales que han causado impacto en la opinión pública. Señaló la demora en elevar a juicio la denominada “Lavado I”, por recursos que no pueden dilucidarse y llegan al STJ,; y el de la leche robada, con la presentación espontánea de dos choferes cordobeses que dicen haber hecho un trabajo de buena fe.

El doctor Miguel Fonteina aludió al caso conocido como “Lavado I”, que involucra a ex funcionarios del gobierno provincial, y la elevación a juicio oral de la causa que estaba prevista para agosto, señalando que “nos faltan dos días para finalizar el año judicial y no se elevaron las causas”.

“Esa era la intención del Procurador General, de elevar las causas a juicio en septiembre, teniendo en cuenta el estado en que se encuentran. Se había recopilado un montón de pruebas, se imputaron los delitos, se había sorteado el tema de la prisión preventiva y hubo apelaciones; pero también se sorteó el tema de la denuncia que realizaron algunas de las partes contra los Fiscales en el Consejo de la Magistratura”, mencionó el Procurador Adjunto.

Acotó que, “toda esa situación, donde se confirmaron todos los pasos que dieron los Fiscales, se detiene a partir de que se vuelve a apelar una disposición que había efectuado el Equipo Fiscal; esto fue a la Cámara de Apelaciones que evalúa y confirma lo que dictaminaron los Fiscales. Entonces los defensores acudieron, a través de un recurso de Casación, ante el Superior Tribunal de Justicia. Ahí pasa de septiembre, y es un período que no manejamos nosotros, que depende exclusivamente del STJ, y hoy día está todavía en el máximo organismo judicial”.

Luego, el Dr. Fonteina reveló que, “la situación es la siguiente: uno de los abogados fue el que presentó este recurso ante el Superior Tribunal, ante situaciones que son de otros casos que son precedentes a éste. El Superior siempre se inhibe cuando se presenta este abogado por unas determinadas causales que ya están establecidas. Entonces, al inhibirse los miembros del Superior, implica que hay que empezar todo un proceso; para lo cual pasa al Procurador General que también se inhibe por esa causa. Me pasan a mí, y por haber conformado el equipo Fiscal y desarrollado direcciones de política criminal y por haber estado muchas veces analizando en los medios la situación, también me tengo que apartar”.

“O sea que hoy, que estamos a 19 de diciembre, no se ha podido conformar el tribunal para resolver ese recurso. Es eso lo que le impide a los Fiscales elevar la causa, no es otro”, remarcó el funcionario judicial.

Indicando que ese recurso refiere, “según ellos, a la falta de elementos para determinar la autoría, las cuestiones que atacaron las prisiones preventivas. Son argumentos que ellos analizan. Y todos estos estamentos jurisdiccionales fueron sosteniendo y lo tiene que definir el Superior”.

Como última referencia, agregó que, “al no ser una causa sencilla por la complejidad y densidad de elementos que hay que ir volcando en la acusación, lo que hizo también – el Equipo Fiscal – fue utilizar este tiempo que la causa está en otro estadío para ir realizando ese trabajo. Una vez que a nosotros nos remitan la causa, lo único que tienen que hacer los Fiscales es recepcionarla y a partir de allí cerrar los detalles, que ya tienen preparados y articulados”.

Robo de la leche
En cuanto al caso de la “leche robada” a Salud Pública, Miguel Fonteina manifestó – en torno a la versión de que dos transportistas cordobeses se habrían presentado reconociendo haber transportado leche, “escuché al doctor Canteros, que es el Procurador General, que habría informado esa situación, donde pone en conocimiento que un profesional de la ciudad presentó a estos camioneros y, a través de sus testimonios, ver lo que brindan a la causa”.

Agregando que los mismos, “brindan el desarrollo de cómo habría sido la situación de ellos como transportistas, en la fecha en que estuvieron en la ciudad de Resistencia, el lugar donde habrían ido para el traslado de lo que ellos creían era suero de leche, y el lugar de destino final, que es donde se hicieron los allanamientos, en Córdoba”.

“Lo que se está estableciendo es determinar y desentrañar las responsabilidades. Porque lo escuché al doctor Vianello, que es el abogado que está patrocinando a estas partes, los argumentos de que actuaron como transportistas, de buena fe y dentro de su profesión, realizaron un trabajo lícito y por ello cobraron, desconociendo el origen ilícito de lo que se estaba transportando”.

“Esos indicios que se convierten en pruebas, son los que permiten a los Fiscales el análisis global de la situación procesal de cada una de las personas que están dentro del proceso”, concluyó el Procurador General adjunto.