• Home »
  • Judiciales »
  • García dijo que había un plan para matar a la fiscal Lupi y secuestrar a sus hijas y otro abogado

García dijo que había un plan para matar a la fiscal Lupi y secuestrar a sus hijas y otro abogado

Sáenz Peña. Según García, Michlig se tenía que hacer cargo de la defensa de unos detenidos por narcotráfico y a cambio le ofrecieron secuestrar a su cuñado Sergio Stafuza, a las hijas de la fiscal, y “liquidar a Lupi”.

Según Pablo García, unos narcos le ofrecieron al abogado Juan Michlig secuestrar a su cuñado y “liquidar a Lupi” como pago por su defensa, y más tarde se analizó el secuestro de las hijas de la fiscal y de su propio sobrino, para “asustarla”.

Desde que se acogió a la figura del arrepentido, las declaraciones del abogado Pablo García ante la Fiscal de Investigación Nº 1 de Sáenz Peña, Liliana Lupi, no dejan de sorprender. El portal Diario Chaco accedió a un documento en el que el detenido en el marco de la causa por estafas inmobiliarias reveló detalles escabrosos de la supuesta planificación de un atentado que no sólo involucraba a Lupi.

Según García, Michlig se tenía que hacer cargo de la defensa de unos detenidos por narcotráfico, conocidos de Sáenz Peña, y a cambio le ofrecieron secuestrar a Sergio Stafuza (cuñado de Michlig); también le habían ofrecido “liquidar a Lupi”; el acuerdo era una prestación de servicios, y si Michlig quería que lo hicieran, estaban dispuestos a hacerlo en cualquier momento. “No sé cómo la iban a liquidar a Lupi, no me dijeron”, confesó.

En otro párrafo de su declaración menciona a varias personas, todos amigos de él y Michlig, y recuerda que aquél le pidió que preguntara “cuánto nos va a salir un trabajito, deciles dónde vive mi sobrino (hijo de Stafuza), las hijas de la Lupi; porque la idea era secuestrar a los hijos de Stafuza y de Lupi que vive en Buenos Aires, porque así no iban a sospechar de nosotros, porque el secuestro se iba a hacer en Buenos Aires. La idea era darle un susto para que frene la causa, como para escarmentar, ese mensaje querían transmitir”.

García también aseguró que que Juan Manuel Michlig pensaba que toda la investigación por las estafas en operaciones inmobiliarias “había sido armada por Stafuza, Aiquel y Lupi, y decían que Eduardo [Aiquel] mediante Sergio [Stafuza] le pasaba 150 mil pesos por mes a la fiscal”.