• Home »
  • Saenz Peña »
  • García Solá habló del tema salarios y repasó las acciones institucionales de UNCAUS

García Solá habló del tema salarios y repasó las acciones institucionales de UNCAUS

Sáenz Peña. El vicerrector de la Universidad desmintió en Radio La Red informaciones emitidas en los últimos días a las que tildó de “disparates”.

El vicerrector de UNCAUS, Dr. Manuel García Solá manifestó que “salieron con esta insólita campaña de desinformación, como yo fui el autor del trabajo que llevó a elaborar el régimen salarial del personal superior de la Universidad, le pedí al rector que en la próxima reunión del consejo superior me autorice a refrescar la información, dado que un consejero se sorprendió por la serie de trascendidos, de información deformada, imputándonos al rector y a mí recibir un sueldo de $800.000 por mes”.

Sobre esta información, García Solá afirmó que es “un disparate que evidentemente tiene otros objetivos, no el de informar. Me parecía importante aclarar cómo se compone el salario del rector y del vicerrector, cosa que haremos nuevamente con el consejo superior de octubre, como siempre lo hemos echo”.

Administración de recursos

Acerca de las responsabilidades que asumen, consideró que “administramos mucho dinero y nos dan fe para que lo hagamos con un fin específico, no con otros. A mí no me pagan para que yo use la UNCAUS como trampolín político, o para que designe punteros, me pagan para que de la mejor calidad educativa posible, para que produzcamos el mejor conocimiento posible”.

El vicerrector destacó también que “Germán (Oestman, el rector) y yo no tenemos otro fin que administrar la UNCAUS, no hacemos política partidaria a partir de la UNCAUS, tanto el como yo tenemos domicilio electoral en Resistencia”.

“Entonces los afiebrados que creen que el éxito de nuestra gestión en UNCAUS puede transformarse en un intento de competencia política en el año que viene, evidentemente tienen que tomar ibuprofeno porque están con fiebre”, afirmó García Solá.

Efectos de la Universidad

El Dr. García Solá se refirió también a efectos positivos y negativos de la UNCAUS en la comunidad “los positivos por ejemplo, me decía José Luis Cramazzi que Sáenz Peña es una privilegiada por la cantidad de metros cuadrados que se han construido para albergar estudiantes, no tiene precedente, ni en Resistencia”.

“Otro efecto positivo, mérito del Ingeniero Judis, es la creación de la UME que tiene como objetivo principal firmar a los médicos, pero como fin accesorio la pandemia permitió que Sáenz Peña tenga un lugar de primer nivel nacional que salvó decenas de vidas. La clínica de la UME es la sexta en el país por tratamientos positivos tratados con plasma de convalecientes”.

El vicerrector reconoció que “también tiene efectos negativos, la gente sospecha y alguna razón tienen en pensar que algunos pueden tratar de utilizarlas como trampolín político, creo que algo de eso pudo haber en algunas confusiones de las semanas anteriores. El Rector y yo no hacemos política partidaria, no tenemos otro fin que administrar LA UNCAUS”.

Intereses políticos

Continuó expresando sorprendido por las versiones generadas en los últimos días que “los afiebrados que creen que el éxito de nuestra gestión en la UNCAUS puede transformarse en un intento de competencia política el año que viene o dentro de dos años evidentemente deben tomar paracetamol porque tienen fiebre. Les llenan la cabeza a algunos líderes políticos diciéndole, guarda que estos pueden querer a ser candidatos a intendentes o a diputados y hay que desestabilizarlos y utilizan cualquier herramienta con otros intereses”.

Con respecto a los ingresos expresó que “eso hay que aclarar con la verdad y lo que sucedió fue que en el mes de febrero de este año todo el personal superior en funciones, cobraron un retroactivo que comenzó a regir en diciembre a partir de la resolución 352/19 y en consecuencia se emitió una planilla complementaria donde se liquidó el mes de diciembre, el proporcional de aguinaldo y el mes de enero actualizado y eso han utilizado los que tienen fines inconfesables para decir que cobramos esos montos cada mes. Todo esto con fines extrauniversitarios, tanto de un lado y de otro”.

“Entonces nada mejor que en el marco del republicanismo, nosotros los somos, publicar los actos de gobierno y que no queden dudas” acotó.

Consultado respecto a otros de los temas que se han disparado fuera de la universidad y que tiene que ver con el aparente incumplimiento a uno de los requisitos del estatuto en relación al tiempo de profesión que debe tener la persona que aspira a ser rector para asumir, explicó García Solá que “esto fue una operación política efectuada por un desplazado secretario y es un disparate jurídico que también será muy bien explicado y aclarado”.