• Home »
  • Cultura »
  • Jona Borda, «el Buho» que cautiva Vietnam a pura boleadora y malambo

Jona Borda, «el Buho» que cautiva Vietnam a pura boleadora y malambo

Sáenz Peña. El bailarín saenzpeñense habló con Radio La Red y comentó la experiencia en el exterior. Su familia vive en el barrio Obrero de Sáenz Peña. Su pasión, constancia y sacrificio inquebrantables lo llevaron a materializar un sueño.

Entre risas y distendido dice «soy de Campo Largo, pero es una historia más larga». Se relaja y se muestra nostálgico hablando de Estampas Argentinas, la academia donde dice aprendió a bailar  cuando se formaron Los Buhos.

Jonathan Borda es un bailarín que actualmente se encuentran de gira en Vietnam, y esta mañana aceptó una charla con el periodista Horacio Fernández en Radio La Red 92.9, oportunidad donde contó cómo llegó al país asiático y cómo vive pandemia del coronavirus.

Jona, así le dicen sus amigos, y así lo recuerdan en Sáenz Peña, relató que sus inicios en la danza fueron a los 10 años de edad en Los Búhos, y convencido recuerda nostalgioso que allí aprendió a bailar. Mencionó que luego paso a formar parte de la “Compañía de Malambo Los Búhos”, de la Academía Estampas Argentinas del profe Jorge Cancelarich, y con esa participación tuvo la oportunidad de llegar dos veces al podio del Festival Nacional de Malambo en 2015 y 2017.

“Para la provincia fue un logro muy grande porque, en el certamen, hacía mucho tiempo que Chaco no entraba en un nivel final, fue muy alegre para todos”, expresó.

Alma vida, corazón y garra

“Hay que tener un poco de amor y sentido de pertinencia por lo que uno hace para poder explotarlo cada vez más y defenderlo con mas amor. Ahí es donde se ve el trabajo y la pasión de lo que a uno más le gusta”, aseguró el joven, y agregó que no se trata solo de una danza, sino que es lo que quieren para sus vidas y sus futuros, “lo tomamos muy enserio, lo defendemos con alma vida, corazón y garra”.

La puerta al exterior

El bailarín que vivió tres años en la ciudad de Resistencia, contó que tuvo la oportunidad de audicionar para un programa de televisión en Buenos Aires, quedo preseleccionado pero ese año “fue el cambio de Estado y el programa no se hizo por falta de recursos pero los seleccionados pudieron hacer una audición final para el G20 que se realizo en el Teatro Colon”.

Borda quedo seleccionado, estuvo dos meses preparándose y conoció a quien hoy es su director, Nicolás Morales, de “Malambo Company”, se hicieron amigos, regreso a Resistencia y a los tres meses recibe un llamado de Morales, preguntándoles si estaba listo para trabajar y salir de país. “Me tomó de sorpresa, porque lo vi tan simple en el G20, era director de una compañía y estaba audicionando a la par nuestra, me pareció un acto de humildad muy grande”.

Así, fue como comenzó lo que concluiría con un viaje a Vietnam por seis meses. Llegaron al país asiático, tuvieron una buena respuesta por parte de la compañía y le ofrecieron renovar el contrato por seis meses más, hasta el mes de septiembre.

La pandemia y su presente

En cuanto a la situación por el coronavirus en Vietnam, Borda explicó a Equipo de Radio en la 92.9 que el país ya sufrió las consecuencias de tres pandemias de China, país con el cual limitan, por lo que a mediados de enero el presidente decidió tomar la decisión de aplicar el protocolo de guerra, cerrando todo el país, sin haber registrado ni un solo caso positivo.

Sin embargo, a raíz del año nuevo chino, habían personas que habían viajado hacia Vietnam y tenían el COVID-19, “como el país ya sabe cómo tratar a las pandemias, rastreo a todas las personas y a los que tuvieron contactos con ellos”, de este modo lograron controlar el virus, evitando la circulación viral. Hubo solo 280 contagiados y no se registraron fallecidos.

La nostalgia lo abraza

Por otra parte Borda contó que lo que más extraña es a su familia, sus amigos, a sus alumnos y la comida, «el asado, las reuniones, los ravioles de mamá, todo se extraña, aquí se come arroz con todo lo que te puedas imaginar”.

Para finalizar señaló que hace mucho tiempo no escuchaba a artistas chaqueños en la radio o en la tv, “siendo que Chaco tiene grandes artista”.

Aprovechó la entrevista para saludar a su familia que vive en el barrio Obrero de Sáenz Peña, “en realidad soy de Campo Largo, pero es una historia más larga”, dijo entre risas y agregó: “que no bajen los brazos artistas”.