La Balanza dejó al descubierto las múltiples desprolijidades del juez Gauna y lo tildan de «impresentable»

Sáenz Peña. El espacio de Radio Futuro,  creado por el abogado Humberto Aiquel, hoy con la conducción del abogado Daniel Ávila, trató el caso del juez protegido por la UCR saenzpeñense. Habló de la morosidad del Juzgado de Gauna, de los atrasos en los expedientes, de casi 50 concursos donde se se detectan acciones irregulares y sospechosas. Y cuestionó que Gauna se dedique a la política gremial mientras su Juzgado es un desorden.

ävila dijo este martes que hay jueces que «son morosos consuetudinarios», asegurando que algunos magistrados «asumen y descubren que se les da por estudiar, por hacer cursos de alfarería o política gremial». «Es legítimo que se dedique a lo que quiera, pero primero debería tener en orden su Juzgado», dijo al nombrar al juez Marcelo Gauna que quiere ser presidente de la Asociación de Magistrados con el apoyo de la UCR. «Lo que menos hace es Justicia, todos los días hay que padecerlo», dijo Ávila recordando que él mismo lo denunció ante el Consejo de la Magistratura pero «operaron y lo protegieron para que no lo destruyan».
Respecto a Gauna, el juez militante que tiene el Radicalismo, el abogado conductor de La Balanza dijo que «es un impresentable. Es un rechazo moral que te hace mal» y recordó que el el Juzgado de Concursos y Quiebras que atiende Gauna «hay 50 concursos donde el doctor Gauna dio tratamiento irregular y sospechoso»
Ávila repasó lo que sucedió con uno de esos 50 expedientes, y mencionó que Gauna fue recusado en el caso Oliva Hermanos, por lo que tenía 5 días para remitir el expediente a la Cámara, «pero él resolvió solo su propia recusación», dijo, y recordó que «la Cámara luego de una presentación que hice lo apartó de la causa».

Narró que el juez pidió que se cumpliera todos los requisitos. Y recordó que en el caso Claudio Rojas que se aperturó en 2016 y en 2017 saco una sola resolución. «No provee escritos. En todo el año no saco un solo despacho. No sé porque el SJT permite todo está situación escandalosa», reclamó Ávila en el espacio de Radio Futuro.

Ávila denunció varias veces al juez Gauna, pero la UCR saenzpeñense operó para salvarlo. ¿Qué hay detrás?

«La quiebra de Martín, en la causa Bergallo contra Martín sobre concurso de quiebra, estando inhibida la señora Martín se vendieron dos inmuebles en uno de los cuales hoy funciona un supermercado (El Arriero). Después de 7 años el juez Gauna convirtió esa quiebra en concursos preventivo. Esa quiebra salía a despacho una sola vez al año, porque salía a despacho cada vez que la fallida pedía autorización para viajar a Brasil de vacaciones», dijo recreando la conducta dejada del magistrado protegido por la UCR.
El abogado conductor del espacio radical recreó, a modo de explicación, que cuando se presenta un concurso preventivo (que es un remedio legal para cuando se está imposibilitado de pagar o afrontar compromisos) «no es para delinquir o que se utilice mal, es para darle una mano a quien actúa de buena fe», dijo. Y agregó que «el juez suspende el trámite de todas las ejecuciones y designa un síndico y ante este todos los acreedores deben verificar el crédito, es decir presentan la documentación sobre lo que pretenden cobrar. El juez, mediante el síndico, garantiza el proceso», explicó.
Ávila recordó que «el juez tiene diez días para expedirse sobre las acreencias presentadas. Pero este juez se toma años. Viola la legalidad. Hay concurso que se aperturaron en 2019, 2020, y 2021 donde no se acreditaron la incorporación de los síndicos. Este juez no observa la ley, no respeta la ley. Es un daño fatal. La actitud del juez es gravísima. Hay más de 50 casos atrasados», dijo, y anticipó que irá exponiendo en programas sucesivos los casos en los que el STJ debería tomar intervención ante un juez que hace mucho daño.