La gente sigue sin tener servicio de colectivos

Sáenz Peña. El empresario, que hace semanas no saca los coches a la calle, dice que se necesitan 12 millones de pesos para poder prestar un servicio sostenido.

Ante esta situación, LT16 consultó con el empresario Vilar y éste dijo: «nunca hice la plancha, desde el 18 de marzo cuando el Municipio suspendió, no era rentable porque no se cubrían los costos, se restableció luego pero no se estableció el déficit que genera prestar el servicio».

Vilar dijo que para volver los colectivos a la calle hay que establecer 3 cosas. Primero definir por donde andarán los colectivos porque la ciudad esta cerrada y con calles cortadas por obras; segundo plantea quien se va a hacer caso del déficit, resaltando que «no se puede salir a conseguir combustible fiado y no poder pagarlo»; y tercero plantea cuánto van a poder ganar los choferes, porque con la escala actual y la situación que se vive no se puede sostener la actividad.

Vilar mencionó que con el sistema SUBE se sabe cuanto factura la empresa. Y repasó que actualmente son 70 empleados y un costo operativo cercano a los 9 millones de pesos. «En realidad, teniendo en cuenta sueldos, arreglos de coches, lubricantes, cubiertas, combustible y demás, se necesitan 12 millones de pesos mensuales, según con los últimos cálculos», dijo, y aclaró que «para romper colectivos y pagar sueldos no salgo a la calle, hay que pensar en la continuidad».

Vilar pidió tener presente los momentos difíciles que como empresario debió arremangarse para sostener el transporte y dijo que pensar en licitar nuevamente el servicio es desconocer la realidad, «esto no se arregla con desplazar a uno y darle a otro».