La Iglesia les reclamó a los políticos el fin de la grieta

La Iglesia les reclamó a los políticos el fin de la grieta

Buenos Aires. “Que se proyecte la unidad en la Argentina”, planteó el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, en la misa tras la peregrinación a Luján.

El arzobispo de Buenos Aires y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Mario Poli, pidió en la misa de peregrinación a Luján “que se proyecte la unidad en la Argentina”, en un reclamo a la dirigencia política.

Poli encabezó la ceremonia religiosa en la Plaza Belgrano, frente a la Basílica de Luján, en la muestra de fe que este año tuvo como lema: “Madre, míranos con ternura, queremos unirnos como pueblo”.

“Qué lindo sentirnos en el camino como hermanos, como un pueblo peregrino, fraterno, solidario, cómo nos gustaría que esta fuerza fraterna se proyecte sobre la Argentina”, expresó el cardenal, ante miles de fieles.

Así, Poli también pidió también “que encontremos la paz y la ayuda necesaria para unirnos como pueblo”, y orar “por nuestros gobernantes, para que busquen ser instrumento de encuentro entre todos los argentinos”.

MILES DE FIELES PEREGRINARON A LUJÁN
Este año fue la diócesis de Morón la encargada de trasladar la imagen religiosa de Nuestra Señora de Luján a lo largo de la multitudinaria peregrinación juvenil desde el santuario de San Cayetano en Liniers a la Basílica en la movilización de la que participaron miles de fieles.

La imagen fue bendecida por el papa Francisco en Brasil durante la Jornada Mundial de la Juventud 2013.

Se trata de un acontecimiento religioso multitudinario y tradicional donde los creyentes renovaron “la fe mariana del pueblo argentino” y caminaron “a los brazos de la Madre de Luján con sus propias intenciones, las de sus familias, sus amigos y las del país”.

Compartir
Opción de Noticias