Las «fiestas clandestinas» no se detienen en la ciudad

Sáenz Peña. Esta madrugada en el barrio Santa Mónica de Sáenz Peña, la Policía desalojó una fiesta clandestina en la que participaban unas 30 personas, en su mayoría menores de edad.

La propietaria de la vivienda fue noticiada por la policía sobre el incumpliendo de los decretos nacional N°260 modificatoria N°297, decreto provincial N°432, donde se dispone el «aislamiento social, preventivo y obligatorio» para proteger la salud pública.

En dicha vivienda según constató la policía se estaba llevando adelante una fiesta clandestina donde estaban reunidos cerca de 30 jóvenes, en su mayoría menores de edad.

Al dialogar con la propietaria del lugar que se encontraba en la vivienda, la policía informó que debían finalizar dicho encuentro. Se labró un acta correspondiente, luego de eso se procedió a la desconcentración del lugar sin que se produzcan incidentes.