Marcha en las principales ciudades del país en defensa de las dos vidas

Buenos Aires. Católicos, evangélicos y organizaciones provida se manifestaron en rechazo a la ley de aborto que se discute mañana en el Senado. Carta a los senadores. El Campo también le dice «Sí a la vida».

Católicos, evangélicos y organizaciones provida realizaron este fin de semana marchas en las principales ciudades del país en defensa de las dos vidas y para expresar su total rechazo a la ley de aborto que se tratará y votará mañana en el Senado.

Las exhibiciones más contundentes se realizaron en Salta capital, Paraná y Concordia (Entre Ríos),  Viedma y Cipolletti (Río Negro) y Neuquén capital.

Acompañaron con gran convocatoria Resistencia, Rafaela, Formosa, Mendoza, Rosario, Santa Fe, Corrientes, La Plata, Gral Roca, Río Grande y Posadas. El 28 hicieron lo propio Santiago del Estero, Córdoba, Jujuy, Villa Mercedes, Rosario, Catamarca, Luján, San Juan,  Bariloche, Trevelin y Esquel y el martes 29 cerrarán Tucumán, con un acampe, Chacabuco y La Rioja con una vigilia.

Entre los manifestantes se encontraban familias y militantes celestes con carteles que mostraban la indignación por una ley que en su artículo 4 inciso B, permite el aborto sin límite de tiempo (“Más allá de la semana 14…”) por cualquier causal (el término “salud integral”, según la OMS, implica ausencia de bienestar emocional y social). También hubo lugar para los médicos, puesto que la ley obliga a hacer abortos aun a los objetores (Art.10 inc. C, D y párrafo siguiente)

Desde que el presidente Alberto Fernández envió su propuesta de ley de aborto libre e irrestricto al Congreso,  se hicieron en todo el territorio argentino numerosas marchas por las dos vidas. Las más relevantes fueron el 28 de noviembre, cuando 505 ciudades se manifestaron con pancartas y pañuelos celestes. Ese día, 150 mil personas llegaron al Congreso de la Nación.

Las marchas fueron promovidas por la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) y las organizaciones nucleadas en Unidad Porvida.

Carta a los senadores

En cada uno de las marchas se leyó una carta dirigida a los legisladores con el título «Senadores: representen a la mayoría que los votó».

Entre los puntos más salientes del escrito se destacan:

«El modo de cómo se trató  el Proyecto de Ley por el aborto en la Cámara de Diputados no resiste el menor análisis: IMPRUDENTE por exponer a la gente a salir a las calles para defender sus ideales; e INOPORTUNO en tiempos de pandemia, que requiere de unidad, y no división.»

«Llega el día de la votación final en la Cámara Alta. Solicitamos que no vayan en contra de la Mayoría Celeste Nacional y Federal, por un Proyecto de Ley que reside en Buenos Aires.»

Algunas conclusiones importantes que deben considerar:

La mayoría de los argentinos defienden la vida; el 70% de las provincias, 16 de las 24, se define próvida y en contra de este proyecto de aborto; y el compromiso de la mayoría celeste creció enormemente. En 2018 hubo movilizaciones en 117 ciudades y en 2020, en 528. Cada día son más y más, los argentinos que se comprometen con la vida.

Aprobar este proyecto sería ponerse en el lugar de Dios.

La Vida le pertenece a El, necesitamos recordárselos. Sobre todo a los que en El creen.

Dios es quien determina la hora de nacer y la hora de morir, y prohíbe meterse en este territorio a la humanidad.

Señores Senadores y Senadoras: Les desanimamos a desafiar este poder. Dios sólo defiende la vida.

Estas intromisiones del poder humano en el manejo de la vida, no son gratuitas. Traen consecuencias, siempre.

No olvidaremos los nombres de quienes traicionando al pueblo que representan, se sumen con su voto a un exterminio sin precedentes.

No dejen que la mayoría sea avasallada, perjudicada, agredida, vulnerada y violentada.

Líderes son aquellos que pueden comprender el deseo, la pretensión y los ideales de las mayorías para ponerse frente de la gente a la que representan.

Dios y la Patria, y la mayoría de los argentinos se los demanda.

El Campo también defienden las dos vidas

Numerosas organizaciones de productores agropecuarios también le dicen “no al aborto, ¡sí a la vida!” en un comunicado en el que argumentan: “Ninguna ley puede  transformar en legal lo que es inconstitucional, en seguro lo que elimina una vida, ni en gratuito lo que pagarán los contribuyentes.

Porque en 2008 decíamos que luchábamos “por un sistema de vida” y queremos ser  coherentes.

Porque vida, libertad y propiedad son las tres  raíces que sostienen nuestra República. Hundidas en el histórico suelo  de la patria, Nación y República tambalean cuando una de las tres raíces se debilita (ejemplos sobran).

Porque los fundamentos del proyecto de  ley además de endebles e inoportunos son la continuación de una “mala costumbre” que nos ha destruido, a saber: un estado generoso que otorga derechos a unos en detrimento de los derechos de otros y a costa de  todos.

Porque cada “derecho” que el gobierno de turno nos “da” anula derechos que la Constitución nos “reconoce” (en este  caso la vida). Preferimos estos últimos, que ya los tenemos y nos pertenecen.

Porque más allá de los argumentos filosóficos, religiosos y científicos de cada uno, nadie duda hacia “donde nos quieren llevar” y es de personas sensatas no contribuir a fabricar la soga con la que nos van a ahorcar.

Porque en Argentina no sobra nadie, menos los niños (toda  persona desde la concepción hasta los 18 años según nuestra ley 23.849)”.