• Home »
  • Política »
  • Martínez dice que «no es por un cargo», pero le quita el sueño «la caja» de la Legisatura

Martínez dice que «no es por un cargo», pero le quita el sueño «la caja» de la Legisatura

Resistencia. El sitio Web ChM aseguró en una publicación que Gustavo Martínez, el intendente que arrodillo a los resistencianos a «impuestazos», el mismo que siendo funcionario de Capitanich primero y con su pariente Westein de Peppo después, endeudó Sameep, pretende la Presidencia de la Cámara de Diputados para su mujer Ely Cuesta, y al menos tres bancas entre los diez primeros lugares, para su papá Martínez Campos y su fiel soldado Ricardo Sánchez.

Para Gustavito, la familia siempre fue prioridad en el negocio de la política.

El medio editado desde Sáenz Peña con puro contenido político considera que según el intendente resistenciano, su desprendimiento del PJ, no es por cargos. Pero hay quienes afirman que pidió 3 lugares (uno para su papá) en la lista de Capitanich, la Presidencia de la Cámara para su mujer Ely Cuesta y dos Ministerios. Se presenta como alternativa, pero los resistencianos lo reconocen como el artífice del «impuestazo».

En marzo cuando se disputaba la presidencia del PJ Martínez negoció con Capitanich y obtuvo la vicepresidencia para Elida Cuesta, su mujer. Para esta oportunidad hay quienes sostienen que Martínez fue a la carga nuevamente y con firmeza. Pidió, según se dice, 3 lugares dentro de los 10 primeros (uno para su papá) en la lista de Capitanich, la Presidencia de la Cámara para su mujer Ely Cuesta (que ella misma dice en la Legislatura que la quiere) y dos Ministerios.

Martínez dijo recientemente que este paso dado es «empezar a transitar un camino de cara al 2023». Pero para disputar la Gobernación necesita caja. Tal vez por eso ordenó cobrar, vía judicial, a quienes adeuden impuestos en Resistencia e inició juicio a 15 mil vecinos.

La desesperación por hacer caja llevó al intendente el año pasado a presentar los proyectos de Presupuesto 2021 y de Ordenanza General Tributaria con incrementos de impuestos y tributos municipales del 45% en promedio.

Claudio Westtein, otro soldado pariente, Hoy funcionario en Resistencia. Las arcas de Sameep sufrieron su presidencia, pues desde esa empresa se financiaba a Gustavo.

Hoy día, Gustavo Martínez, principal referente del espacio presentado, toma distancia del PJ y se plantea como alternativa al peronismo. Pero Martínez, que fue socio político de Domingo Peppo que se vio arrastrado por la corrupción en su gobierno (causas, procesados y funcionarios presos), no se puede desprender de un espacio político con el que co gobernó por años. Precisamente de esa participación durante las gestiones de Gustavo Martínez y Claudio Westtein en Sameep se omitieron pagos al InSSSeP y se generó una deuda de $1.700 millones.

Martínez siempre pulseo hasta negociar. El 22 de abril de 2007, el Frente Chaqueño encabezado por el entonces senador Jorge Capitanich, se enfrentaba al Frente Peronista de Gustavo Martínez, en la que fue la última gran interna peronista en el Chaco. Tiempos en que Martínez llamó “turista electoral” a Capitanich, y lo acusó de “volver al chaco cada dos años sólo a buscar cargos”.  No escatimó epítetos a la hora de descalificarlo.

Martínez no cambió con los años, se hizo más sofisticado para forzare acuerdos a favor de él, su papá y su mujer.