Nanci Schumann no renunció, fue echada del Gobierno saenzpeñense

Sáenz Peña. La ahora ex subsecretaria de Turismo salió en las redes sociales a buscar tapar el hecho, cargando contra Oscar Dudik, uno de los hombres políticos más fieles a este nuevo tiempo de gobierno radial en la Termal.

Dudik fue el organizador de lo que algunos denominaron «el Cipolinismo», hombres y mujeres leales a Gerardo Cipolini al hacerse cargo de la Intendencia, en aquellos tiempos cuando algunos actores que venían de las gestiones de Carim peche querían manejar políticamente el gobierno local (tiempos de enfrentamiento interno, para algunos superados).

Nanci Schumann llegó al Gobierno local como integrante del PRO para honrar la alianza entre la fuerza macrista y el radicalismo, pero la mujer nunca tuvo ni siquiera buena convivencia dentro de su propio partido, además de ser, desde las redes sociales, una persona conflictiva que hasta llegó a enfrentarse con alumnos del secundario, como ocurrió en 2016 con los del Industrial.

Schumann no hizo diferencia en lo que ya se hacia y lo que se hizo en el Complejo Termal. La mujer que aseguró que renunció en realidad fue echada del Gobierno. La gestión de Bruno Cipolini se equivocó, primero en ponerla de candidata a concejal por el hecho de cumplir con el PRO, siendo que ni Schumann ni ese partido sumaron votos como ellos creían y como vendían mediáticamente. Pero en hechos como el pedido de alejamiento de la ahora ex funcionaria se muestra que la gestión de Bruno Cipolini no está adormecida tras la Pandemia sino que escucha las quejas de la gente y fundamentalmente el pedido de los ciudadanos de algunos ajustes.

Schumann ha tenido diferencias que zanjaron heridas dentro del PRO por eso su mudanza a Encuentro Cívico en 2017 con quien participó de una interna. El PRO local tiene serias dificultades y muchas diferencias, las que se potencian por la fuga de votos (o sinceramiento electoral). Al ser consultadas varias personas del PRO local, que mantiene n varios funcionarios en la gestión, sobre esta situación dijeron que «no es momento de hablar» y prefirieron el silencio.