Orden y normalidad durante este sábado para cobros en el Banco del Chaco

Sáenz Peña. La mañana de este sábado fue muy distinta al inicio de los pagos de este último viernes. Hubo un operativo de ordenamiento, se incorporaron sillas para adultos mayores que esperaban, incluido en los cajeros automáticos. Un gerente de la entidad bancaria resaltó el comportamiento de las personas, y la tarea del personal bancario y de seguridad.

Marilyn Soria, gerente de la Sucursal de calle 7 en Sáenz Peña, habló con OdeN y resaltó el trabajo conjunto entre la entidad bancaria, el municipio local, bomberos y la Policía provincial, para garantizar la mejor atención a quienes acudieron este sábado a percibir sus haberes. Y mencionó que un operativo similar se implementará mañana domingo y en días venideros.

Soria repasó que se trabajo con mucha normalidad durante la jornada, en horario de corrido de 7:30 en adelante. La tarea finalizaría a las 14:30 horas. La jornada estuvo dedicada a la atención exclusiva de jubilaciones, pensiones, Anses, AUH, Fondo de Desempleo, quienes no tengan tarjetas de débito o aquellas personas que estén imposibilitadas de utilizar el cajero automático.

«Estuvieron habilitadas todas las línea de cajas para garantizar la fluidez», dijo Soria, y repasó que en el exterior hay filas en cajeros automáticos que están siendo ordenadas por personal policial en servicio adicional y personal bancario destinado a la desinfección de las personas que concurren y van ingresando».

Mencionó también que se realizó la interrupción del tránsito en calle 7, entre 12 y 10, mediante agentes municipales, para disponer de sillas para las personas mayores que debían esperar, tomando la precaución si la espera era prolongada.

Personal municipal y personal adicional de Policía trabajaron durante toda la jornada para que las personas respeten las distancias señaladas como necesarias para mantener la sanidad.

Una situación similar se vivió en el Centro Único de Pagos ubicado en el local de Ferichaco del barrio Monseñor De Carlo donde solamente trabajaron los cajeros y los tesoreros. En ese lugar también se cortó la calle cien metros a la redonda y se colocaron sillas.

En una recorrida realizada por OdeN se pudo observar también este tipo de organización en cajeros automáticos ubicados en otros puntos de la ciudad, donde también fueron dispuestas sillas para mejorar la atención y la espera de adultos mayores.