Otra mala administración cooperativista es maquillada por el Estado

Sáenz Peña. Los empresarios, socios de la Cooperativa La Unión, parecen no conocer el riesgo empresario. Otra vez impusieron la idea de presentar quiebra ante el atraso de sueldos y el no pago a los proveedores, buscando que el Estado se haga cargo de las malas administraciones.

Lo consiguieron una vez más. El presidente de Fiduciaria del Norte S.A., Sergio Slanac, rubricó el viernes pasado un contrato de asistencia por 1,5 millones de pesos con autoridades de la Cooperativa, y de ese total, la mayor parte será destinada al pago de salarios de los empleados y el resto al pago a proveedores.

“Venimos a intervenir para resolver el problema de 42 trabajadores, que son 42 familias, que no están cobrando su sueldo desde hace dos meses”, subrayó el funcionario. Ningún socio de la Cooperativa, al menos que se conozca, ha presentado quiebra o ha tenido que vender sus pertenencias para sobrevivir, ni se acercaron a acompañar a los trabajadores en los días en que éstos hacían una vigilia frente a la entidad.

Otra vez la mala administración y las malas gerencias ponen a la cooperativa en jaque, y nuevamente el Estado, con plata de todos, debe salir a licuar deudas que los chaqueños no han generado y que tienen responsables con nombre y apellido.

Slanac recordó que esta cooperativa ya había recibido asistencia del Gobierno provincial, para cumplir con la deuda que mantenía con AFIP, igual que otras entidades afines del sector.  Hace unos días, dispuso el cierre total de las operaciones remanentes en la desmotadora de algodón y en electrificación rural, y se sus responsables se sentaron a esperar la mano salvadora del Estado.