• Home »
  • Saenz Peña »
  • Otra vez destruyen puerta en Economía; quién está detrás de los actos vandálicos?

Otra vez destruyen puerta en Economía; quién está detrás de los actos vandálicos?

Sáenz Peña. Es la 5 puesta de blindex que rompen, siempre del mismo modo. Al parecer las acciones provienen desde el mismo Municipio. ¿Quién lo hace? ¿Cual es el motivo?

Varios medios locales coinciden en señalar que «sectores vandálicos» tomaron a las puertas de blindex de varias áreas municipales como centro de su accionar y, en particular, las del área de Economía que en pocas semanas suma 5 puertas destrozadas. Pero eso no es todo, a ello hay que sumar también ataques al Concejo Municipal y Baños Termales.

Si bien todos se escandalizan por lo sucedido, puertas adentro de la Comuna, las voces de pasillo indican que todo se origina en el incumplimiento de un funcionario a un empleado municipal a quien prometieron un beneficio y «se olvidaron» de cumplir.

Al parecer, según los mismos trabajadores municipales a alguien se le había prometido una recategorización para mejorar la situación de retiro voluntario, pero ese beneficio no sólo debía llegar al empleado en cuestión sino también a su esposa que es agente municipal.

El empleado, quien ahora pareciera estar muy molesto y por eso se las agarra contra los blindex del Municipio, consiguió categoría 18 y se retiró. Sin embargo a su esposa no la beneficiaron de la misma manera, como había sido el acuerdo, aunque las malas lenguas aseguran que el funcionario prometedor sí recategorizó a su esposa.

En fin, ese sería el motivo del enojo que termina generando el misterio de «los atentados» a los vidrios de las oficinas municipales. Conclusión: el empleado enojado habría vociferado a algunos colegas suyos que «por un incumplidor van a vivir cambiando vidrios».

Y la historia sigue su curso. Nuevamente una puerta de Economía que se ubica sobre calle 16 fue destrozada en la madrugada de este 25 de Mayo. En la mañana del mismo 25 se pudo observar que autoridades municipales colocaron una garita y un guardia en la esquina de calles 16 y 3.