Peche apuntó a los vacunados de privilegios y pidió un informe

Resistencia. El saenzpeñense manifestó que hay casos de algunos legisladores y funcionarios del gobierno provincial. Cuestionó la incapacidad e inmoralidad del Gobierno Nacional.

En el marco del escándalo por el funcionamiento de un «vacunatorio VIP” en el Ministerio de Salud de la Nación, el cual permitió acceder a la vacuna contra el coronavirus a periodistas, funcionarios, gremialistas y personalidades afines al Gobierno nacional sin estar incluidos en los grupos prioritarios, el presidente del bloque de diputados de la UCR, Carim Peche, junto a legisladores de su bancada presentan un pedido de informes a fin de requerir al Poder Ejecutivo provincial la nómina de ciudadanos chaqueños inoculados con las vacunas Gam-COVID-Vac (Sputnik V), Covishield u otras si correspondiese en el marco de la pandemia.

El legislador señaló que “lo mismo ocurrió en otras provincia argentinas, entre ellas Chaco, hemos visto en los medios de comunicación la aplicación de vacunas a personas a las que no les correspondía por no estar incluidas en los grupos prioritarios, es el caso de algunos legisladores y funcionarios del gobierno provincial entre otros, ni siquiera se ha concluido la vacunación al personal sanitario, no se comenzó con la vacunación a los docentes a pocos días del comienzo del ciclo lectivo o al personal de las fuerzas de seguridad que también están al frente de esta pandemia”.

Por otra parte, Peche recordó que “el Ministerio de Salud de Nación definió grupos prioritarios de vacunación: en primer lugar el personal de establecimientos de salud públicos y privados, el segundo grupo a vacunar es el de los adultos mayores de 60 años, el tercer grupo personal de las fuerzas armadas, de seguridad y de servicios penitenciarios, el cuarto grupo adultos de entre 18 y 59 años que presentan factores de riesgo, el quinto grupo personal docente y no docente para finalizar con un plan de vacunación masiva”.

“El pasado mes de diciembre el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció que entre enero y febrero se vacunaría a 10 millones de argentinos. A la fecha las dosis aplicadas apenas superan las 600.000. Hace pocos días el ex ministro de Salud Ginés González García señaló que para los meses de agosto o septiembre estarían vacunados todos los argentinos mayores de 18 años, si tenemos en cuenta que la gran mayoría de los ciudadanos que componen los grupos prioritarios anteriormente mencionados no han podido acceder a la vacuna, se puede comprender la incapacidad e inmoralidad que ha mostrado el gobierno en el manejo de la pandemia y el programa de vacunación”, finalizó diciendo Peche.