• Home »
  • Política »
  • Pymes chaqueñas remarcan «profunda preocupación» ante una crisis alarmante

Pymes chaqueñas remarcan «profunda preocupación» ante una crisis alarmante

Resistencia. Once entidades que representan principalmente a pymes emitieron un nuevo documento en el que advierten la fal­ta de respuestas de organismos nacionales y gobierno provincial.

La Federación Económica del Chaco, Unión Industrial del Chaco, Sociedad Rural del Chaco, Cámara Argentina de la Construcción, Cámara de Supermercados del Chaco, Federación Médica, Asociación de Clínicas y Sanatorios, Cámara de Comercio de Resistencia, Cámara Minera de Arena y Piedra, Cooperativa de Arena y Piedra y la Asociación Hotelera Gastronómica, firmaron un documento.

Las entidades resaltan la necesidad de ampliar las medidas coyunturales planteadas desde fines del año pasado, como condición fundamental para atenuar un proceso masivo de cierre de empresas pymes y profundización de la pobreza en esta parte del país, en un nuevo escenario definido a partir de la situación de desastre agropecuario.

Desde la Asociación Hotelera Gastronómica, Aldo Santalucía, en contacto con Radio La Red, mencionó que la presión tributaria es muy grande en especial para este sector por la presencia de mucha mano de obra empleada. Al ejemplificar dijo que para tomar un café de 60 pesos en la mesa de un bar se necesitan 4 personas: el que tira el café, el mozo, el que cobra y el que limpia la taza. «Hicimos notar al finalizar el año anterior el agobio que soportaban las pymes que se traduce en un cuadro recesivo y de caída de la actividad económica que afectaba transversalmente a todas la actividades», dijo Santalucía, y mencionó la suba de los costos de servicios, agua y luz por ejemplo, «y eso no se puede trasladar al cliente subiendo la tarifa en nuestro caso».

Santalucía profundizó esa cuestión de la depredación del poder adquisitivo, y recreo que «en el caso del incremento de la carne, necesario para la dieta de una familia, la gente no ha dejado de consumirla pese a los incrementos, pero notoriamente se ha desmembrado el poder adquisitivo porque hoy una familia si sale, si sale, a comer a fuerza lo hace una vez al mes, cuando en muchos casos antes lo hacia una vez a la semana. No hay sobrante, la gente ya no toma el ocio como opción de esparcimiento».

El petitorio

En el documento rubricado por once entidades de la provincia y a efectos de atenuar el impacto de la crisis, solicitan:

1- Que nuestros legisladores nacionales impulsen una amplia moratoria que incluya las deudas impositivas y de la seguridad social devengadas al mes de febrero del corriente año, cualquiera sea su estadio de cobro. La misma debe contemplar la condonación de intereses y multas, un período de gracia de seis meses para comenzar su amortización y una tasa de interés moderada de financiación.

2- Que se modifique el régimen vigente de embargos de cuentas corrientes de contribuyentes por un sistema en el cual el mismo sea intimado en un plazo prudencial al pago de la deuda y tenga la posibilidad de financiar con un plan de pago y ofrecer bienes en garantía. El régimen debe disponer que los honorarios de los abogados sean por su orden, no a cargo del contribuyente.

3- Que las áreas pertinentes nacionales involucradas con la producción, los servicios, los subsidios y asistencia financiera dispongan de líneas de financiamiento para capital de trabajo de las pymes con tasa bonificada en un 50% de la tasa normal.

4.- Que la AFIP y todo organismo nacional oriente los esfuerzos al control de la actividad económica informal y la evasión, verdaderos flagelos que atentan contra la actividad formal que realiza un gran esfuerzo.

5.- Además solicitamos que las áreas de Modernización del Estado, tanto nacional, provincial o municipal, centren su trabajo para simplificar trámites, digitalizar al máximo posible y combatir la burocracia que actúa como una verdadera máquina de impedir, desmotivando la iniciativa privada.

6.- En el orden provincial, tanto al Estado como a los municipios, solicitamos atender en forma diferenciada las zonas declaradas como desastre posponiendo el cobro de impuestos sin recargo, incluso condonando impuestos a las actividades que demuestren pérdidas superiores al 50% de la producción, además de facilitar las condiciones de comercialización de productos e incentivar la posibilidad de que sigan en sus explotaciones produciendo. Señores gobernantes, legisladores nacionales y provinciales, funcionarios: este grupo de entidades fundamentales entiende que el empresario pyme, así como sus trabajadores e importantes sectores de la sociedad, está soportando una difícil coyuntura socioeconómica sin un horizonte de corto plazo que permita avizorar un proceso de reactivación de la economía. Es el momento de tomar medidas que distribuyan mejor la carga. De lo contrario seguiremos observando la caída de empresas, el aumento del desempleo y padecer que los índices de pobreza e indigencia crezcan sin pausa con un doloroso impacto social.