Se desploma la actividad comercial y los comercios se muestran en picada libre

Sáenz Peña. El sector vive una situación complicada y se observan muchos locales vacíos y sin alquilar en el centro.

Desalentador panorama el que está pasando gran parte del sector comercial de esta ciudad, en cuanto a las caídas en las ventas y las constantes presiones impositivas, fueron las apreciaciones que se hicieron por parte del sector ante la consulta de NORTE. Dijeron que el último año que se llegó a vender bien fue en 2013-2014, desde ahí solo se vende para cubrir el pago del personal y los impuestos, coincidieron.

En este contexto de crisis uno de los comerciantes consultados, Rodolfo Barrionuevo (Bienestar Confort), dijo que estima que las ventas son casi un 35 por ciento menor, respecto del año pasado. No obstante remarcó que la caída en las mismas se venía dando desde mediados de 2015, pero que ahora se acentuaron más, explicó.

En cuanto a este panorama, el comerciante marcó sobremanera las constantes presiones impositivas desde los organismos nacionales y con base en esto dijo que asiduamente personal de Afip recorre los comercios del medio, “parecería que uno está al margen de la ley”, interpretó Barrionuevo. En este sentido, dijo saber que a muchos comercios, incluso algunos ubicados en las periferias de la ciudad, les exigen contar con el servicio de Posnet, “algo que prácticamente no se usaba, ya que muchos de los mismos venden sus productos solamente de contado”, graficó.

Finalmente deseó: “Creo que el año venidero las cosas pueden llegar a mejorar, esperemos que sea así”. “Bastante perjuicio causó todo esto al comercio de la ciudad, sobre todo a quienes tenemos que cumplir con todos los requisitos para abrir un local de éstos”, concluyó Rodolfo Barrionuevo.

También atraviesan una situación parecida, en cuanto a la escasez de ventas, los locales que ofertan equipamientos de artículos para el hogar y oficina, por lo que no están exentos de la crisis. Caso puntual ventas de PC y tecnología, apuntando que a pesar de la disminución en el precio de algunos de estos equipamientos la gente no compra. “Hoy está todo bastante complicado”, resaltó el vendedor de la casa comercial. “Mirá –dijo el vendedor–, la gente hoy solo compra para comer, no es que no tenga el deseo de poder adquirir algunos de estos productos, pero es que no les alcanza”, remató Pablo.

Por otra parte, desde el sector perfumería y regalos, los encargados de estos comercios dijeron que a pesar de que las ventas no sufrieron una baja considerable, lo que sí se puede ver es que la gente ya no compra tanta calidad como antes, “solo se busca, en caso de regalos, poder cumplir con un presente y nada más que eso”, comentó Carlos Araya, empleado de una cosmética.

Aunque se esperanzó de que ya para el año próximo la situación pueda mejorar: “Creo que esto no puede ir peor, pero esperemos que las políticas, en cuanto a medidas para el sector de la clase media, se puedan ver favorecidas”, concluyó.

Fuente: Norte