Servicio urbano de colectivos en jaque por un paro

Sáenz Peña. Los trabajadores aseguran que les adeudan sueldo y aguinaldo. La empresa espera que el Gobierno otorgue más subsidios, y por lo bajo mencionan que hay discriminación con el interior.

La empresa consiguió la autorización para un aumento. Pasó de 18,50 a 26,90 pero el nuevo valor no cubriría los costos de funcionamiento. Por ello desde la empresa hablan de «beneficios» como los que reciben empresas capitalinas, y según se aprecia en Sáenz Peña la asistencia es solo del 40% de lo que se reparte en Resistencia.

A esto se sumó desde este sábado un paro por tiempo indeterminado. Este lunes los trabajadores se movilizarán en los colectivos hacia Plaza San Martín para que la gente conozca los reclamos y problemáticas.

Miguel Villalba, delegado gremial de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), reconoció que el aumento de boletos si bien está aprobado por el Municipio local, hasta que impacte en el sistema SUBE demorará más de 30 días, lo cual complica aún más la situación económica con la patronal, que también tardará en hacerse de esos montos.

Finalmente, el sindicalista manifestó que si bien en Resistencia «los trabajadores cobraron la primer cuota de las tres pactadas del total de la deuda de diciembre hasta la fecha, Sáenz Peña fue totalmente excluida y nosotros quedamos sin cobrar ni un peso, absolutamente nada; y esa situación ya no aguantamos más», disparó.