Shell y Axion también retocaron sus precios en naftas

Resistencia. Tal cual lo que se esperaba estas petroleras acompañaron el aumento de julio que inició YPF y actualizaron sus pizarras desde las 0 de ayer.

La petrolera Raízen, compañía que en la Argentina opera la marca Shell, aumentó 2,1% promedio sus combustibles en la red de estaciones de todo el país.

De esta manera, los productos de la marca Shell seguirán la decisión adoptada por YPF, la petrolera que lidera con 57% del mercado el segmento minorista de combustibles.

La marca Axion, al igual que Shell, acompañó a YPF en el aumento de los precios de los combustibles.
Los nuevos aumentos anunciados por Raízen tienen vigencia a partir del primer minuto de ayer, y reflejan el impacto del incremento impositivo a los combustibles líquidos (ICL), la variación del crudo internacional y los biocombustibles.

En tanto, desde Axion señalaron que aplica una suba de 2,5% para naftas y 1,8% en gasoil.

De esta manera, la nafta más refinada de Shell, denominada “Infinia” alcanzó los 52,79 pesos por litro; mientras que la Súper se ubica en los $46,79. El gasoil se vende a $52,49 por litro en su gama más alta, mientras que la Fórmula Dieses llegó a los 45,74 pesos por litro.

Desde ayer, Axion expende en Resistencia el litro de nafta Premium a 52,23 pesos; y el de Súper a $46,79. El gasoil cuesta $52, 29 en su versión “Euro Diesel”, y $44,82 en su gama más baja.

SEGUNDO SEMESTRE

El secretario de la Cámara de  Empresarios de Combustibles, Raúl Castellanos, aseguró que  los expendedores están “bastante preocupados” por el nuevo  aumento de los precios, y estimó que habrá más subas hasta fin de  año.

‘No tengo una explicación para dar. Habría que preguntar a las  refinadoras el motivo de la suba. No es lo que esperábamos‘, sostuvo el dirigente.

En declaraciones radiales, Castellanos admitió que a los  expendedores “nos preocupa bastante” este nuevo ajuste.

Según dijo, en el sector aguardaban que los precios ‘al menos  no subieran o pudieran bajar algunas décimas‘.

Había quedado pendiente el aumento del impuesto que grava los  combustibles. Existía la versión fuerte de que no se iba a  aplicar tampoco este mes, o que se iba a aplicar un tercio del  impuesto, y que las compañías petroleras no iban a aumentar el  producto, teniendo en cuenta que con respecto al mes pasado,  bajaron el dólar y el petróleo‘, puntualizó.

Pero confesó que ‘lamentablemente, nos encontramos con esta  novedad‘, ya que los precios que comercializa YPF aumentaron  hasta 2,5% desde el domingo a la medianoche.

Además, señaló que “muy probablemente” se apliquen más subas  durante el segundo semestre. ‘No me imagino una nafta congelada en sus precios hasta fin de  año‘, indicó.

Castellanos comentó que las ventas de combustibles están “10%  o 15% por debajo” en este momento, con relación a un año atrás.