Siguen sin fin las agresiones y ataques vandálicos a colectivos en Sáenz Peña

Sáenz Peña. Tapado por el Coronavirus el vandalismo se vuelve crónico en la segunda ciudad, y es evidente que algunos responsables de diagramar la seguridad ya no tienen olfato, al menos para este distrito.

Pasadas las 5 de la mañana de este viernes, un grupo de personas del barrio Hipólito Irigoyen atacaron salvajemente al colectivo que daba inicio a su recorrido habitual, provocando daños en el parabrisas, en el espejo del conductor y la rotura de las ventanas de pasajeros.

Tras el hecho, el chofer de la empresa “San Roque” acudió a la Comisaría Tercera, donde mencionó que lo sucedido fue por calle 12, donde un grupo de 8 jóvenes que se encontraban en la vía pública lo atacaron sin motivo. Otra vez otro hecho salvaje en jurisdicción de la Comisaría Tercera, pero èste se suma a los incontables y no denunciados hechos en todo Sáenz Peña.

La Policía buscó informar que esta situación se da bajo el contexto de aislamiento preventivo y obligatorio en el que se encuentra todo el país, el cual implica una serie de rigurosos controles policiales para dispersar cualquier tipo de aglomeraciones en la vía pública. Esos controles no surten efecto.

De que vale un móvil con dos agentes todo el día parados (atravesado en la calle) en la rotonda de avenidas 33 y 28, desviando el tránsito para que la gente no llegue al centro, si el vecino da vuelta a la cuadra y puede pasar por otro lado?