• Home »
  • Política »
  • Unidad, «pero detrás de mí»: la interna del PJ saenzpeñense no se tomó vacaciones

Unidad, «pero detrás de mí»: la interna del PJ saenzpeñense no se tomó vacaciones

Sáenz Peña. Los sectores representados por Luisina Lita, que ya no tiene bendición de nadie, y Rubén García buscan unificar, pero falta de liderazgos sigue haciendo mella de cara al 20 de marzo.

Luego del año electoral los ojos están puesto en las localidades donde Capitanich no pudo imponer su criterio de unidad. Según una publicación de ChM en Sáenz Peña las 5 listas que se inscribieron conversan pero, la unidad está lejana. Luisina Lita, que ya no tiene bendición de nadie, y Rubén García buscan unificar pero desoyendo a Perón.

Perón decía: La política no es para nosotros un fin, sino solo el medio para el bien de la Patria, que es la felicidad de sus hijos y la grandeza nacional. Y en esa línea agregaba: Primero la Patria, después el Movimiento y luego los hombres. Y pareciera que en Sáenz Peña la «muchachada» enterró una de las frases más célebres del conductor.

El año pasado, antes de las elecciones generales, en LT16 el gobernador Jorge Capitanich reconoció que en Sáenz Peña hay grandes falencias en la comunicación y recalcó la falta de liderazgos.

El Peronismo local se sigue mirando el ombligo y los funcionarios (que en la Termal son muchos y con buenos contratos), los dirigentes del PJ, y particularmente los candidatos locales, creen que poniendo un flayers en un estado de WhatsApp y compartiendo historias en Facebook e Instagram ya es suficiente.

Una fuente consultada asegura que se siguen dando charlas, pero que las posibilidades que se manejan acotan la materialización de un «lista de unidad» como sueña Capitanich. Luisina Lita y Rubén García pretenden estar a la cabeza, ambos, es decir se habla de unidad, «pero detrás de mí», dijo la fuente a ChM.

Si bien hay quienes están de recesos, y actualmente solo militan con publicaciones en contra de Macri, el PJ de Sáenz Peña sigue siendo un amontonamiento que es más de lo mismo. Un PJ sin renovación, sin liderazgos claros, sin reacción, sin escucha. Un PJ sin mística. El mismo que colecciona derrotas desde hace décadas.