Unos 33 detenidos condenados, alojados en comisarías, pasarán al Complejo

Sáenz Peña. Las comisarías de la ciudad que tienen detenidos dejarán de alojar en los próximos días a los condenados que serán trasladados al Complejo Penitenciario Provincial, pero eso no liberará a las unidades policiales de la responsabilidad del cuidado de otros individuos que esperan la definición de las causas judiciales y permanecen en las dependencias.

Según se supo, no quedarán más condenados en las unidades policiales, lográndose el objetivo de trasladarlos. Las personas que serán trasladadas al complejo son treinta y tres que tienen condena efectiva, mientras que permanecen ocupando celdas en las comisarías muchos otros individuos más que cometieron delitos y esperan la finalización del correspondiente proceso judicial.

‘Los condenados de Sáenz Peña, deben ir a la unidad penitenciaria de Sáenz Peña, pero eso es un trabajo que tenemos que hacerlo de manera coordinada con la Policía y el Servicio Penitenciario‘, señalaron las fuentes.

MÁS LUGARES PARA LOS CONDENADOS
Las comisarías de la ciudad quedarán con treinta y tres detenidos menos, que son las personas que tienen condena y que serán trasladados al complejo penitenciario II. El traspaso de los condenados al lugar que les corresponde estar no pone punto final al problema del ‘amontonamiento‘ de detenidos en las comisarías, ya que permanecen en los lugares muchas otras personas que esperan se complete el proceso judicial que los tiene tras las rejas.

Si todo marcha bien, y considerando que es un proceso bastante largo, la carpeta que solicita un financiamiento internacional para la construcción de módulos penitenciarios que brindarán oxígeno en el alojamiento de los detenidos, podría estar aprobada para el próximo año, según pudo saberse.

La concreción del proyecto, con carpeta de prioridad, permitirá habilitar en el ámbito provincial, setecientas plazas ‘con todas las condiciones que exigen las normas internacionales para el alojamiento de detenidos‘, aseguran.