Ya fue alojado en cárcel común el exfuncionario Roberto Medina

Resistencia. Roberto Medina fue subsecretario de Transporte y parte de la red de explotación sexual queusaron funcionarios, comerciantes, comunicadores y empresarios. Ya está alojado en la U7.

Por lo cual, de esta manera, para la titular del juzgado número 1 está demostrado que el exfuncionario provincial tuvo responsabilidad en los hechos que salieron a luz sobre la red de explotación sexual que comandaba Rolando «Kilo» Vallejo, quien se mató antes de ser detenido, y su esposa Mambrín, ambos al frente de la fundación que usaron de pantalla para cometer los sometimientos con beneficiarias de planes sociales, cuyas edades iban desde los 18 a los 35 años.

Además de Mambrín que fue condenada a 15 años de prisión, la secretaria del matrimonio Lorena Quintana fue sentenciada a tres años de prisión en suspenso.

Mambrín por fallo del TOF fue beneficiada por la prisión domiciliaria, pero hace dos semanas en una audiencia el fiscal general Federico Carniel y el abogado de una de las víctimas Ítalo Suligoy solicitaron que, ante la gravedad de los hechos y el cómputo de la pena, la mujer debería ser alojada en una cárcel común.

En tanto, en paralelo se conoció el procesamiento a Medina, quien debía de inmediato ser trasladado del escuadrón de Gendarmería a la Unidad Regional 7 de Resistencia, marcando así el regreso de un exfuncionario al presidio federal, luego de un amplio desfile por ese establecimiento en el marco de las causas lavado I y II.

Para Niremperger la participación de Medina en el entramado de Vallejo y Mambrín fue «esencial». El individuo, al que cual también la jueza le endilga que era un «consumidor» de las víctimas de trata, lo imputó como partícipe necesario del delito de trata de personas agravado por el uso de violencia, amenazas y abuso de la situación de vulnerabilidad. Medina llegará al juicio privado de la libertad.