Chaco no se sumó al reclamo fiscal de otras provincias

Resistencia. Este lunes 13 gobernadores a través de sus fiscales de Estado hicieron una presentación en la Corte Suprema de Justicia, en ese grupo no está Chaco.

Luego de la mala elección del pasado 11 de agosto, el oficialismo anunció un paquete de medidas económicas con el fin de aliviar la situación, reactivar el consumo e intentar dar un golpe de efecto para cambiar el panorama de cara a las elecciones generales del 27 de octubre.

Entre esas medidas, se realizaron modificaciones en el piso del Impuesto a las Ganancias y en el IVA, lo que impacta sobre las arcas provinciales. En Chaco, se recibirían unos 1300 millones de pesos menos, según estimaciones del Ejecutivo Provincial.

Ante tal situación, la semana pasada se reunieron 18 gobernadores justicialistas para analizar el impacto y advirtieron que podrían acudir a la Justicia para intentar que el Gobierno dé marcha atrás. De ese encuentro participó Domingo Peppo, quien no descartó hacerlo.

Finalmente, este lunes 13 gobernadores a través de sus fiscales de Estado hicieron una presentación en la Corte Suprema de Justicia para pedir que se declare la inconstitucionalidad de las bajas en Ganancias e IVA. En ese grupo no está Chaco.

Es que en el medio la Nación abrió el diálogo con los diferentes distritos. En Chaco, el gobernador Peppo y el ministro de Hacienda Cristian Ocampo decidieron mantener el canal abierto, entablar negociaciones en busca de un acuerdo y no acudir a la Justicia.

“Se está viendo una alternativa. Hoy nos interesa más un acuerdo que un juicio largo”, aseguró Cristian Ocampo a Diario Chaco. En ese sentido, amplió: “Con el juicio tenés garantizado que no vas a recibir nada, en cambio acordando…”.

Ocampo explicó que “nos interesa la gobernabilidad, la gobernanza, la provincia por sobre otros intereses” y afirmó que tras las conversaciones, el miércoles o jueves podría llevarse a cabo una reunión con funcionarios nacionales para empezar a buscar una salida común.

“A mí y al gobernador nos interesa tratar de conseguir recursos, garantizar nuestro programa financiero y a partir de eso seguir avanzando. Lo otro es un juicio, una cautelar en la que la Corte que puede tardar en expedirse por lo menos 30 días”, dijo el jefe de Hacienda.

Ocampo consideró también que “más allá de las diferencias políticas hay que pensar en el país y estos juicios cruzados le hacen realmente mal a la credibilidad externa, se muestra un país nuevamente en litigio”. Además, desde un punto de vista fiscal cree que “hasta le hicieron un favor a (Hernán) Lacunza”. “Ahora el hombre sin haber hablado tiene la excusa perfecta para decir no tengo nada que dialogar”, manifestó.

“Me parece que se apuraron los que tomaron la decisión de ir, obviamente no juzgo la actitud de nadie”, dijo. “Pero si se abrió una instancia de diálogo, que era de conocimiento de todos porque hubo comunicaciones, me parece que la actitud no está tanto en resolver lo fiscal sino en generar una acción política”, indicó.

EL ACUERDO

Tal lo explicado por Cristian Ocampo, Chaco buscará una salida al conflicto sin ir a la Justicia, pero el posible acuerdo no consistirá en una recuperación de lo perdido, sino más bien en acelerar o ratificar otras gestiones que la provincia tiene con el Ejecutivo Nacional.

“No creo que el Gobierno dé vuelta atrás la medida, pero nosotros en la relación fiscal tenemos muchas cosas con la Nación”, contó Ocampo, que enumeró: “Tenemos obras que hay que terminar, como viviendas, puede ser una readecuación de precios; tenemos deudas con el Gobierno Nacional que podemos reprogramar; tenemos para coordinar un programa, como en su momento surgió la posibilidad de coordinar un equipo financiero para garantizar los cumplimientos de los compromisos mensuales; tenemos cuestiones pendientes como la firma de los multilaterales que tampoco podemos perder por una actitud de esta naturaleza, porque significa la Ruta 13, el acceso al Puerto Las Palmas, el de Barranqueras”.

SOBRE LA DEUDA

Para la cartera de Hacienda de la provincia, las decisiones tomadas por Nación le significarán un recorte de $1.373 millones. En cambio, las estimaciones que hace la administración nacional hablan de $150 millones.

Ocampo argumentó los cálculos hechos y señaló que “las medida con impacto directo y que no ameritan discusión, como Impuestos a las Ganancias de la cuarta categoría, reducción de los anticipos a las personas físicas y monotributo, son $1.373 millones”. Además, “la medida del IVA hay una estimación de $10 mil millones que para el conjunto provincial son otros 300 millones más para Chaco, con eso ascendemos a $1600 millones menos de afectación”.

El cálculo realizado por la Nación es “que por la macroeconomía esto va a recuperarse por consumo y pegaría favorablemente en IVA y Ganancias y prodríamos tener un recupero”.

“Este es el argumento técnico de la Nación y ese creo yo que va a ser el argumento con el que se van a defender en la Corte”, dijo Ocampo, aunque expuso que “ese recupero está por verse, nadie puede estar en la cabeza de los consumidores y ver si va todo a consumo, cuánto de todo eso va a consumo formal, cuánto de todo eso ingresa por el conjunto formal”.

“Son estimaciones, y eso plantea Nación haciendo un modelo de análisis bajo supuestos técnicos. Lo cierto es que de Ganancias no lo vamos a tener porque el mes que viene cuando se liquiden los sueldos se ponen los topes y lo dejás de percibir”, dijo y aseguró que “lo vamos a notar en las retenciones de inmediato”.

“El impacto directo son 1373 millones y el impacto considerando el IVA con una estimación modelo econométrico son otros 300 más. El recupero está por verse”, cerró.