18 junio, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Con el lema “Madre, estamos en tus manos, danos fuerza para unirnos”, este fin de semana se realizará la 49ª Peregrinación Juvenil a Luján

Buenos Aires. Cada año miles de personas de todo el país se suman a esta peregrinación. Conocé desde cuándo se realiza esta masiva caminata a la Basílica del Luján.

Durante este fin de semana se realiza la 49° Peregrinación a Luján y como cada año, miles de fieles recorrerán a pie los 63 kilómetros desde el barrio porteño de Liniers. En esta ocasión se realiza bajo el lema “Madre, estamos en tus manos, danos fuerza para unirnos” y en esta nota te invitamos a que conozcas cuál es el origen de esta tradicional caminata.

Partiendo desde el Santuario de San Cayetano, ubicado en Cuzco 150 del barrio de Liniers de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la peregrinación culmina el domingo 1° de octubre en la plaza seca, frente a la Basílica de Luján. En tanto durante el recorrido se establecieron más de 60 puestos de atención e hidratación para los fieles.

Finalmente, a las 7 horas del domingo, se realiza la misa precedida por monseñor Jorge Ignacio García Cuerva, quien será el encargado de dar cierre a este tradicional evento religioso. No obstante, quienes deseen seguir en vivo la caminata lo pueden hacer a través del canal de Youtube de LaPereLujan.

Cuál es el origen de la Peregrinación a Luján

La primera peregrinación a Luján se realizó el 25 de octubre de 1975 y aunque solo se esperaba que pocas personas participaran de aquella caminata, asistieron más de 30 mil fieles. De acuerdo a lo expresado por el escritor Mamerto Menapace y publicado por la página web oficial del evento, esta tradición nació en años difíciles, donde cualquier cosa masiva era mirada con desconfianza. Fue claramente juvenil, y con un punto de partida claramente popular desde el santuario de San Cayetano de Liniers.

En tanto sobre las características de aquella primera peregrinación explicó: «No contó de entrada con demasiado apoyo de la jerarquía, sin que por eso fuera anárquica. Más bien diría que fue espontánea. Nadie la organizaba, pero fueron muchos los que se pusieron a servirla».

Compartir