27 mayo, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Descontrol total en el 4 de Junio: Etchelouz no resuelve la falta de insumos y ahora permite venta de turnos para especialistas

Sáenz Peña. Mientras el Gobierno provincial sigue publicitando el envió de insumos a los hospitales, el 4 de Junio muestra la cara contraria. Todos los servicios realizan peticiones en las redes sociales, y ahora cobran hasta $6.000 por un lugar para conseguir un turno médico. Esta comercialización, así como la inseguridad (robos) se incrementan a diario ante la falta de acciones del director Etchelouz y las autoridades ministeriales.

El problema de los turnos en los hospitales públicos data de hace mucho tiempo. Ninguna de las autoridades que fueron pasando por la cartera de Salud del Estado provincial han conseguido facilitar el acceso a la atención programada de los profesionales. Corregir esto fue una promesa del actual director Jaime Etchelouz, pero sigue sin cumplirse y la situación se agrava.

Las filas desde la madrugada o la noche anterior son parte del paisaje diario y el Hospital 4 de Junio no es ajeno a esa realidad. La crisis económica además aumentó la cantidad de personas que recurren al sistema público de salud para la atención de alguna patología o dolencia lo que genera más demanda para la misma cantidad de profesionales.

La propuesta que se hace en las redes no indica el precio que se debe abonar por ese turno, pero en la consulta por privado los precios varían según el especialista o si es para algún estudio específico: mamografía, ecografías, cardiólogo o laboratorio, la respuesta es «$6500 cobro para el cardiólogo». También en los Centros de Salud los valores ronda entre los $10.000 o $15.000 o más en el caso de algunas especialidades complejas que cuentan con poca oferta de profesionales en la ciudad.

Los insumos, otro drama

Mientras el Gobierno provincial sigue publicitando el envió de insumos a los hospitales, el 4 de Junio muestra la cara contraria y se incrementa la falta de insumos. Clínica Médica y Pediatría se han sumado a los pedidos hechos por la Guardia, piden absolutamente de todos, desde lavandina hasta dipirona y diclofenac.

Lo llamativo de esto es la pasividad de las autoridades políticas, ni la Dirección del Hospital lo explica ni el propio gobierno de Zdero o sus socios locales de la Municipalidad. Lo que han criticado por años, que debía corregirse con gestión, se transforma en un pozo oscuro. Comprar lavandina para limpiar, o alcohol y gaza, no es como licitar un tomógrafo, y Jaime Etchelouz o Ivone Duarte no tienen explicación con los faltantes.

Sin embargo el 4 de Junio se ha convertido en «una caza de brujas», un nido de persecuciones políticas sin sentido, de castigo a los trabajadores pero de poco pedido de explicación a las autoridades anteriores, porque como es común el hilo se corta por lo mas delgado.

Compartir