25 junio, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

El Congreso del PJ pasó a un cuarto intermedio: alineamiento a Capitanich, pedido de unidad al resto, y aguardan presencia de Massa en Chaco

Sáenz Peña. En resumen el encuentro sólo certificó lo que ya se anunciaba: todos detrás de Coqui, esa es la unidad. El Gustavismo y el Peppismo oficialmente no asistieron, sí algunas presencias esporádicas (para oír de que se trataba). Capitanich tampoco fue. Muchos mensajes reclamaron la unidad, también dirigentes noveles saeznpeñenses que están apuntados como «sectarios» y «poco contenedores».

Los medios, en su mayoría, señalaron que con un firme llamado a la unidad, pero «desde las bases», el Congreso Provincial del Partido Justicialista convocó a los militantes y a vecinos de la provincia a defender la gestión de Jorge Capitanich. E hicieron hincapié en que el jefe político aclamado no asistió, aunque el pedido se cerró en la necesidad de acompañarlo en las elecciones generales del 17 de septiembre para no perder el poder y la administración provincial.

Unos 130 congresales participaron para dar quórum en la cesión que se desarrolló en el Club Acción de Sáenz Peña, en una mesa que tuvo como cabezas visibles a los «ultracoquistas» Aldo Leiva, Diego Bernachea y Claudia Panzardi, además de la presencia de diputados nacionales y provinciales, sindicalistas, intendentes y funcionarios del Chaco y de distintos municipios, en su mayoría alineados con el Gobernador.

El ex intendente de General San Martín y legislador nacional Aldo Leiva, que es sostenido por Capitanich para renovar su banca, se dirigió a los «militantes de abajo» que acompañaron otras opciones del peronismo, al señalarles que «ya se dieron el gusto, ahora acompañemos al gobernador», y «si los compañeros dirigentes no lo quieren entender, problema de ellos». Una convocatoria magistral de Leiva que sabe que las diferencias expuestas por el Gustavismo y el Peppismo son casi irreconciliables, pero que llama a «los de abajo» porque necesita seguir en su cálida banca en el Congreso con un salario promedio al 1,5 millones mensuales.

Otra voz que se escuchó fue Luisina Lita, candidata a intendente local, quien dedicó su arenga a atacar a los correligionarios identificados con Cambiemos acusándola de que no dejaran que la gente se acerque a Casa de Gobierno, prácticamente hablando de sectarismo político ( algo que la militancia justicialista le reclama a ella misma). También se escuchó a la candidata a diputada nacional Julieta Campos, y el precandidato a parlamentario del Mercosur por el Distrito Regional, Raúl Bittel; y tras ello sesionó el Congreso con los puntos que estaban previstos y la elección de los miembros de las comisiones.

«Debemos tener en claro el gran desafío que tenemos por delante» expuso Leiva, a la par que destacó la gestión de Jorge Capitanich y mencionó a dirigentes de otros tiempos que surgieron de esta ciudad y tuvieron participación protagónica, como Florencio Tenev, Luis Horacio Lita y Antonio Zafra.

«A Gustavo (Martínez) la nafta le alcanza para 75 metros, a Chiyo (Bacileff Ivanoff) le alcanza para llegar a mitad de cuadra, y a Mingo (Peppo) para 15 metros. Entonces, esa nafta que tienen, y que está en cada uno de los militantes, que nos ayude a dar la fortaleza necesaria para llegar con el más votado, con el más acompañado por el pueblo chaqueño», arengó para completar el llamado de unidad. Además redobló la apuesta y en ese mismo tenor expuso que a los militantes también habrá que «decirles con mucha suavidad: Ojo, que si esa nafta la ocupás para darle a la oposición, puede significar que sea utilizada para quemarte a vos y a todos los chaqueños que creen en un futuro mejor».

Compartir