24 abril, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

El Día del Niño por Nacer, para reflexionar sobre el valor de la vida en gestación

Buenos Aires. Se celebra cada 25 de marzo, en coincidencia con la fiesta de la Anunciación. La fecha se recuerda con declaraciones, reflexiones pastorales y marchas, para manifestar que «toda vida vale».

El Día del Niño por Nacer se celebra cada 25 de marzo, desde hace más de tres décadas, en coincidencia con la fiesta litúrgica de la Anunciación a la Santísima Virgen María.

Esta efemérides tan popular en Latinoamérica tiene como principal objetivo reflexionar sobre el valor supremo de la vida humana desde la formación del embrión en el vientre materno.

La fecha se recuerda con declaraciones, reflexiones pastorales y marchas, para manifestar públicamente que «toda vida vale».

Declaración del Cevilaf
Por su parte, el Secretariado Nacional para la Pastoral del Cuidado de la Vida Naciente y la Niñez de la Comisión Episcopal para la Vida, los Laicos y la Familia (Cevilaf), se une al Día del Niño por Nacer, “para conmemorar, promover y defender la vida humana desde que fue concebida en el vientre de la madre”.

El organismo episcopal destaca que en función de “la firmeza de los principios de la ciencia y, sobre todo, en el testimonio que estamos llamados a dar como cristianos, somos anunciadores gozosos del valor de la vida desde la concepción», y sostiene: «Toda vida es única, y especialmente la que crece en el seno materno, la que se debe cuidar con especial atención”.

Marcha por la Vida
En conmemoración del Día del Niño por Nacer, que se celebra el 25 de marzo, un gran número de personas se movilizó en la Ciudad de Buenos Aires el sábado 23 por la tarde, con un recorrido con clima festivo desde Plaza Italia hasta la Plaza Rubén Darío, frente a la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, para pedir por la defensa “de las dos vidas».

El mismo escenario se replicó en el interior, donde centenares de manifestantes marcharon en las capitales de provincias como Mendoza, Córdoba, Tucumán, Tierra del Fuego, entre otras, por la misma causa.

La concentración en Buenos Aires había sido convocada días atrás por organizaciones provida. Con carteles y pancartas que solicitaban la derogación de la ley del aborto legal, seguro y gratuito, y varias banderas argentinas, los participantes lucían prendas de color celeste y pañuelos del mismo color, característico del movimiento. También portaron miniaturas de bebés y fetos, tal como se vio en marchas pasadas.

Los manifestantes llegaron hasta un gran escenario montado frente a la Facultad de Derecho de la UBA, donde distintos oradores recitaron sus discursos ante el vitoreo de la gente. Entre ellos, estuvo el padre Fabián Barrera, quien bendijo a las embarazadas y demás madres presentes. “Esto no es una lucha solo de la Iglesia Católica, sino también la de todos aquellos que, aun sin ser creyentes pero dejados guiar por su recta conciencia, defienden el don de la vida; y la Argentina es un país que ama la vida”, expresó.

Desde el escenario se leyeron, además, las estadísticas de los últimos años: 73.487 abortos en 2021 y 96.666 en 2022. “Estas solo son las cifras que aportó el sistema público, no tenemos la información de los servicios privados, algo que no me quiero ni imaginar”, explicó uno de los organizadores.

Entre los participantes de la jornada, estuvo el secretario de Niñez y Familia del Ministerio de Capital Humano, Pablo de la Torre, quien compartió una foto del encuentro en su cuenta de X y aseguró: “Vamos a seguir peleando para que deroguen la ley del aborto, que es espantosa, injusta e inconstitucional. Vine a esta marcha por los que ya no están y los que no se pueden defender”.

De la movilización también participaron la subsecretaria de Políticas Familiares, Ana Belén Mármora, y el diputado nacional Santiago Santurio, entre otros funcionarios y políticos.

La jornada concluyó con el reclamo y la esperanza de que la ley del aborto sea derogada lo antes posible.

Tanto el presidente Javier Milei como la vicepresidente, Victoria Villarruel, compartieron su posición al respecto. El jefe de Estado calificó al aborto como “un asesinato agravado por el vínculo” y pidió que los que piensen lo contrario “agradezcan a sus madres” por no haber sostenido las mismas ideas. Villarruel, en tanto, aseguró que “terminar con la vida de un ser humano no es un derecho”. Ambos compartieron la misma imagen, que da cuenta de la cantidad de abortos realizados en el último tiempo y los compararon con la cantidad de habitantes de la provincia de Tierra del Fuego.

Declaración de los evangélicos de ACIERA
La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) cree que la conmemoración del Día del Niño por Nacer, brinda «una oportunidad invaluable para reflexionar sobre el valor supremo de la vida en gestación».

«En un mundo que a menudo se encuentra inmerso en debates éticos y políticos sobre el tema del aborto y los derechos reproductivos, esta conmemoración nos invita a detenernos y contemplar la belleza y lo sagrado de cada vida que está comenzando su camino en el útero materno», sostiene el organismo en una declaración.

«La conmemoración de este día también nos invita a reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos como sociedad para proteger y promover el derecho a la vida de todos los seres humanos, especialmente de aquellos que son más vulnerables y necesitan de nuestra protección. Esto implica no solo garantizar un entorno seguro y saludable para las madres y los niños por nacer, sino también brindar el apoyo y los recursos necesarios para que cada embarazo sea recibido con amor y cuidado», se explica.

Al celebrar el Día del Niño por Nacer, Aciera reafirma su compromiso con «la defensa de la vida desde su inicio hasta su fin natural. Nos comprometemos a ser voces de aquellos que no pueden hablar, a ser defensores de los derechos de los más indefensos, a trabajar juntos para construir una sociedad que valore y proteja la vida en todas sus etapas y manifestaciones».

«En última instancia, al conmemorar el Día del Niño por Nacer, renovamos nuestro compromiso de ser defensores de la vida en todas sus etapas, de seguir el ejemplo de amor y compasión de Cristo, y de trabajar juntos para construir un mundo donde cada vida sea valorada, protegida y celebrada», concluye el mensaje.

Compartir