El Gobierno echó al chofer que transportaba cocaína en una ambulancia

Resistencia. Así lo dispuso la vicegobernadora, Analía Rach Quiroga. El ahora exchofer fue encontrado el 19 de junio de 2018 con 300 gramos de cocaína en la ambulancia donde transportaba a dos pacientes.

Un exchofer que se desempeñaba en el Ministerio de Salud Pública del Chaco fue expulsado del Estado luego de que la Justicia lo encontrara penalmente responsable por transportar más de 300 gramos de cocaína en una ambulancia en la que también trasladaba pacientes, en un hecho ocurrido en 2018.

El decreto de cesantía es el 442/22. Lleva la firma de la vicegoberandora, Analía Rach Quiroga, y fue refrendado el 16 de marzo pasado.

Esta expulsión fue la consecuencia de una serie de hechos comenzaron hace casi cuatro años. El 19 de junio de 2018, un chofer de Salud Pública que se desempeñaba en el hospital de Du Graty fue interceptado por un control policial en la intersección de la ruta nacional 95 y ruta provincial 6, en San Bernardo. El hombre, que en ese entonces tenía 26 años, trasladaba a dos pacientes que provenían del hospital Perrando de Resistencia y que tenían como destino el nosocomio de Villa Ángela.

La ambulancia fue inspeccionada por una perra entrenada para la búsqueda de estupefacientes quien detectó presencia de droga en el vehículo de Salud Pública. Finalmente, el chofer mostró que entre sus prendas tenía un paquete con más de 300 gramos de cocaína y una pequeña balanza digital. Inmediatamente fue detenido y suspendido de sus funciones sin goce de haberes.

Un año más tarde, la Cámara en lo Criminal de Villa Ángela lo condenó a un año de prisión efectiva por el delito de “tenencia simple de estupefacientes”. En paralelo a lo judicial, el sumario administrativo que pesaba sobre él se cerró con la recomendación de cesantía sin que el ahora exchofer se presentara para defenderse. De hecho, se estima que se fue del Chaco tras recuperar su libertad en 2019.