24 abril, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

El ministro Sergio Rodríguez habló de la alarmante situación del dengue y la espera de la vacuna

resistencia. Tras la primera reunión del Consejo Federal de Salud desde que Javier Milei asumió la Presidencia, el ministro chaqueño en conferencia de presan mencionó que en el encuentro se abordaron diversas problemáticas, entre ellas, la alarmante situación del dengue. Rodríguez remarcó hay que esperar «los fundamentos técnicos y científicos» para evaluar si la vacuna es una estrategia para prevención de futuros brotes.

La situación en la provincia por la epidemia de dengue continúa alarmando a la ciudadanía y a las autoridades provinciales. Según los datos que aporta el Ministerio de Salud de la Nación, se notificaron 134.202 casos y son 96 las víctimas fatales en lo que trascurre de este 2024 en el país.

En lo que respecta a Chaco, los números son preocupantes. La provincia es el distrito del NEA, por amplia diferencia, que más casos de dengue registró este año.

De acuerdo a la información que proporcionó la cartera sanitaria de la Nación, desde la semana 1 hasta la 11 del corriente año, la provincia confirmó un total de 22.005 casos confirmados (11.974 de esos registrados por laboratorios). Misiones, la segunda provincia con más casos del NEA, registra un total de 12.602 menos que Chaco, lo que marca una diferencia abismal.

¿CHACO VA A TENER VACUNAS?

Este miércoles desde Casa de Gobierno, el ministro de Salud de la provincia de Chaco, Sergio Rodríguez, brindó una conferencia de prensa para repasar los puntos estratégicos abordados en el congreso del COFESA (Consejo Federal de Salud) que congregó al titular de la cartera sanitaria de Nación, Mario Russo, y los representantes de las 24 jurisdicciones.

Al momento de ahondar en la problemática del dengue que está atravesando nuestra provincia, Rodríguez explicó: «Es una temática que nos golpeó muy fuerte en diciembre, enero y febrero. Hoy tenemos una curva de casos que viene en descenso y está presentando una estabilidad pero que también sabemos que por las características climáticas y ambientales que tiene la provincia del Chaco uno nunca debe bajar el esfuerzo en el control del mosquito trasmisor».

El ministro planteó que «hay que tener una estrategia comunicacional que ponga en el centro de escena la pelea que tenemos que dar entre todos: la comunidad, los municipios y el Ministerio de Salud en control del mosquito trasmisor».

«Es una problemática sanitaria pero que se debe enfocar en el control del vector a partir de los múltiples actores que tiene una sociedad. Lo que se está viendo en los registros nacionales que son mucho más gráficos que la realidad local, son varias cuestiones, una de ellas es que el brote de dengue tiene un impacto mayor en la cantidad de casos, que se adelantó por lo menos dos semanas al brote de picos de años anteriores», detalló el funcionario.

«NECESITAMOS FUNDAMENTOS TÉCNICOS Y CIENTÍFICOS»

En ese marco, el titular de la cartera sanitaria provincial hizo foco en la cuestión de una vacuna. «Hay una posición tomada que nosotros mantenemos desde el mes de enero y es que necesitamos muchos fundamentos técnicos y científicos para enfrentar esta situación y decidir si es una estrategia para prevención de futuros brotes».

«Hay que dejar claro que la vacuna no es capaz de frenar un brote en curso como el que actualmente estamos transitando. Deberíamos analizarlo, por supuesto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea que por el momento no es una estrategia usar una campaña de vacunación masiva, que deberíamos elegir muy bien a qué edad de población vamos a vacunar, esperar trabajos que están en curso para demostrar la eficacia de la vacuna en mayores de 16 años», mencionó.

Y añadió: «Los trabajos presentado actualmente, la mayoría, y que tienen un fundamento técnico muy fuerte, demostraron la eficacia de la vacuna en la reducción de los casos graves pero en una población evaluada de 4 a 16 años. En otros países, como Brasil, se está evaluando los resultados de la eficacia de la vacuna en mayores de 16 y ver si tiene los mismos resultados que tuvo en la población de 4 a 16 años».
Luego, dio de ejemplo el caso que ocurre en Salta: «Existen provincias de Argentina que implementaron la vacunación pero como proyecto piloto. Tanto el Ministerio de Salud como los organismos nacionales y cada provincia que estamos en contacto con ellos vamos a evaluar cuales son los resultados que están teniendo».

«También hay que ser claros que, algunas de las provincias que eligieron esta estrategia como lo fue Salta, la cantidad de personas vacunadas está limitada para un rango de edad que va de 20 a 39 años, no se aplica en toda la población. Además, eligió dos departamentos de la provincia de Salta para vacunar, y que, lo que pareciera ser una campaña en verdad es un proyecto piloto», aclaró.

Por ese línea, expresó: «La eficacia está demostrada pero necesitamos ver es cuál es la respuesta, por ejemplo, ante la primer dosis en aquellos pacientes que ya fueron infectados previamente por dengue porque probablemente habría que evaluar si la eficacia de la primer dosis alcanza rápidamente niveles protectores para protegernos frente a los casos graves de la sociedad».

«Las provincias adhirieron a la espera de resultados para decidir avanzar en el transcurso de este invierno en programas de vacunación que establezca algún límite de edad que tiene que ser refrendado por números epidemiológicos que permitan tomar decisiones técnicas ajustadas. Hoy la carga de enfermedad es en personas adultas y la decisión no la vamos a tomar solos, lo haremos en el ámbito del Ministerio de Salud de la Nación junto con los ministros de las otras provincias», cerró Rodríguez.

Compartir