27 mayo, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

En plena reunión de Consejo, García Solá mandó al representante de Franja Morada a leer la Constitución y lo tildó de «prejuicioso»

Sáenz Peña. Ante los sucesos judicializados que son de público conocimiento el referente de Franja Mora que integra el Consejo Superior, funcionario político del Radicalismo, quiso «partidizar» la reunión y el Vicerrector le «tiró» con la Constitución.

ChacoMagazione publicó que un hecho bochornoso vivió un integrante de Franja Morada que integra el Consejo Superior Universitario cuando quiso en medio de una reunión «ensayar» un discurso rebuscado mencionando los procesamientos judiciales de algunas autoridades. Manuel García Solá le pidió que respete la Constitución y dejó en claro que el alumno, empleado político de la gestión radical local, acciona partidariamente.

Santiago Delgado, secretario general de la Franja Morada de la universidad chaqueña, e integra el Consejo Superior. En la última reunión, sin respetar el temario Delgado quiso debatir junto a los otros consejeros el tema del procesamiento mediante el que la Justicia Federal busca esclarecer situaciones que se desprenden de las causas iniciadas al ex rector Omar Judis, que fue condenado pero no preso porque falleció.

En ese marco Delgado tuvo un cruce con el Vicerrector Manuel García Solá. Ante la pregunta de Delgado (que se filmaba con un celular para luego salir a publicar ese momento) de que si le darían la palabra, García Solá le dijo no y lo cuestionó: «Usted agravia gratuitamente, en Argentina rige la Constitución Nacional y la Constitución Nacional defiende el principio de inocencia y usted como líder de una organización estudiantil acaba de prejuzgar como hace gente de Sáenz Peña de su partido político», le dijo, y luego le enrostró «acá a usted nadie le sacó en cara que tiene un doble trabajo», en clara alusión a  que es empleado político de la gestión radical local (funcionario) y que su intervención en la reunión del Consejo sólo «ensayar» un discurso rebuscado por encargo partidario.

No todos los alumnos universitarios comparten este rol de dirigente de Franja Morada, de hecho hay quejas y malestar entendiendo que se ha utilizado la agrupación política universitaria como trampolín para conseguir un cargo público, lo que genera cuestionamientos pues si una persona tiene un patrón político, o si alguien le da letra y hasta te financia para que haga esto o lo otro, ¿cómo se hace para dejar de lado esa carga subjetiva en un ámbito donde se debe «representar» a todos los estudiantes de forma horizontal? ¿acaso todos los estudiantes convalidan o están de acuerdo con esta doble función de Delgado que busca libreto en una reunión partidaria para luego ir a pretender quebrar o entorpecer una asamblea?

Pareciera que Santiaguito desconoce que el procesamiento de una persona es una etapa intermedia del proceso acusatorio, que viene después de la simple «imputación» (acusación sin pruebas), pero antes de la acusación formal en juicio. Y fundamentalmente, que es lo que le espetó García Solá, que el procesamiento no cancela la presunción de inocencia del acusado que de hecho lo garantiza la Constitución Nacional.

Compartir