25 julio, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

En reñida elección, el candidato de Schiaretti le sacó tres puntos a Luis Juez

Córdoba. El peronista Martín Llaryora se adjudicó el triunfo mientras que el candidato de JxC no reconoció su derrota indicando que «el partido no terminó». Desde ambos sectores creen que las mesas que aún faltan escrutar los favorece.

El representante del oficialismo en Córdoba, Martín Llaryora, obtuvo el 42,76% de los votos y se impuso al candidato de Juntos por el Cambio, Luis Juez, que sumó el 39,76% de los votos, con más del 94% de las mesas escrutadas en un lento conteo que se extendió hasta la madrugada.

La diferencia a esta hora es de tres puntos. Sin embargo, desde Juntos por el Cambio –quienes buscan ponerle fin a los 24 años del peronismo en el gobierno de Córdoba- creen que «el partido no terminó» y por eso esperarán el escrutinio definitivo.

El poco más de 5% de las mesas que falta escrutar es clave. En el oficialismo confían en que se ampliará la diferencia mientras que en Juntos por el Cambio confían en que recortarán la distancia hasta llegar a un «empate técnico».

Schiaretti no fue por otro mandato, ya que el actual es su segundo período al frente de la provincia, y está en campaña para ser presidente de la Nación. El elegido Llaryora, que representa a Hacemos por Córdoba y es intendente de la capital provincial.

Juntos por el Cambio no terminó de dar el batacazo pero obtuvo un resultado ajustado que terminará de definirse con el escrutinio definitivo y que, además, tendrá un fuerte impacto en la interna nacional. Luis Juez decidió salir al escenario de su búnker cuando lo distanciaban tan sólo dos puntos de Martín Llaryora, el candidato de Juan Schiaretti para la Gobernación.

«A esta hora nos preparábamos para festejar o para abrazar a quien ganara, pero el partido no terminó. Hemos hecho una elección descomunal, nos quedamos con la mayoría de la Legislatura y el Tribunal de Cuentas. Nos preparábamos para festejar o pedirle a Rodrigo de ir a saludar al intendente de la ciudad. Pero no podemos hacer una cosa ni la otra», expresó Juez cerca de la 1 de la madrugada cuando el escrutinio provisorio no llegaba al 90% de los votos.

 

 

«Con toda la tecnología, están cargando actas a mano. Un gobierno que lleva 25 años ni siquiera puede hacer una elección. Vamos a esperar a que se cuente el último voto, porque cada voto costó mucho sudor. A nosotros no nos financia nadie», agregó.

«Por respeto a los cordobeses y como la carga va a ser manual, seguro se terminará cuando el PJ lo pida, nosotros vamos a esperar y tomar las decisiones que tenemos que tomar. No nos hacemos cargo de los errores. Schiaretti hace 16 años entró por la claraboya del baño, tuvo la oportunidad de irse por la puerta grande y ahora se va por la claraboya del baño», finalizó Juez.

Compartir