17 junio, 2024

Opción de Noticias

El portal de periodismo de Sáenz Peña, Chaco

Este lunes los senadores, a pesar de los reclamos y planteos, cobrarán $8 millones de dieta

Buenos Aires. Los senadores de la Nación se aumentaron sus salarios en tan sólo 45 segundos. En ese corto tiempo se subieron la dieta a 4,5 millones de pesos de bolsillo. Y, aunque luego salieron varios de intentar justificar y explicar que no lo cobrarían o que donaría el dinero, la realidad es que el pleno de la Cámara alta lo aprobó el pasado 18 de abril y nunca más se volvió a tratar el tema.

En la resolución que pidió votar el senador aliado al oficialismo Juan Carlos Romero se estableció que la dieta de los legisladores estuviera conformada por 2.500 módulos -de $1.800-, más un adicional de 1.000 módulos por gastos de representación y 500 módulos de adicional por desarraigo. Sólo cuatro legisladores no cobran este ítem en la actualidad. Además, se agregaron una dieta a las 12 actuales para compensar el aguinaldo.

Sin embargo, también se votó que los ajustes queden “enganchados” a la paritaria de los trabajadores del Palacio Legislativo que el lunes verán en sus recibos de sueldo un incremento con el sueldo de mayo de 9% (7% más otro 2% retroactivo a abril). Con esto las dietas de los senadores quedarán en alrededor los $8 millones bruto (más de $5 millones de bolsillo).

Frente a un nuevo escándalo los presidentes de los bloques acordaron enviar una carta a la Presidencia de la Cámara en donde plantean que no se les liquide el salario con este nuevo aumento. Lo firmaron casi todos los presidentes de los bloques salvo el del PRO. Luis Juez se mostró molesto con la actitud de los senadores y dijo que era todo “humo”.

Algo de razón tiene el senador cordobés ya que la única forma en la que se puede dar marcha atrás con el modelo de aumento es que los mismos legisladores que levataron la mano en el recinto, se tomen nuevamente dos minutos para votar lo contrario.

“La Presidencia no puede tomar una decisión sobre algo que votaron los senadores. Son ellos quienes lo tienen que resolver. Tienen que sesionar y volver a votar el esquema de las dietas”, explicaron fuentes parlamentarias.

La próxima sesión será a mediados de mes y el tema se llevará todas las luces: Ley Bases. En ese contexto es poco probable que el tema de las dietas vuelva a salir a flote.

Ahora, el incremento en la dieta de los senadores también impactó en la Cámara de Diputados en donde los salarios no suben desde hace tiempo y no solo eso, sino que hubo varios meses en donde tuvieron descuentos para devolver un aumento que el propio oficialismo tiró para atrás.

“Algo vamos a hacer”, dijo a Infobae una alta fuente de la Cámara Baja. “La brecha entre lo que cobra un diputado y un senador es muy grande, vamos a tener que ajustar un poco”, agregó.

El próximo lunes, mientras las cuentas de los senadores recibirán alrededor de ocho millones de pesos, los parlamentarios de la Cámara Baja cobraban entre $ 2,5 y $3 millones bruto, lo que marca la gran diferencia que hay entre ambas Cámaras.

“Nosotros también alquilamos, también tenes gastos de vivir acá y que nuestras casas estén en las provincias, y cobramos poco más de un millón de pesos”, se quejaba un diputado de la oposición dialoguista.

Menem prometió tratar el tema después del 2 de mayo pero aún no lo resolvió. Los diputados podrían avanzar por su cuenta ya que luego de que se aprobara el aumento inicial, varios legisladores decidieron presentar proyectos para resolver la cuestión. Hay uno del libertario Carlos D’Alessandro y otro de la aliada PRO, María Eugenia Vidal, para atar los incrementos de los legisladores a los de los jubilados. También uno del federal Oscar Agost Carreño para equiparar las dietas de las cabezas de los tres Poderes del Estado.

Compartir